Peces de colores llamados 'Kingyo' para recibir el verano

Peces de colores llamados 'Kingyo' para recibir el verano
El calor está llegando después de un largo invierno, y en el Centro Cultural Hispano Japonés de la Universidad de Salamanca se imparten talleres de manualidades trabajando con telas de estampados típicamente japoneses como materia prima, a modo de bienvenida veraniega. 

Durante unos cuatro días, quienes se hayan inscrito podrán asistir a estos cursos. El precio varía entre los 25 y los 30 euros, dependiendo del precio de las telas que se les proporciona, telas que recuerdan, según ha explicado Natsuko, una de las monitoras, a los típicos kimonos japoneses. 

Tras crear figuras florales y demás, uno de los talleres ha girado en torno al ‘Kingyo‘, que significa pez o carpa dorada. “Ahora que viene el calor los peces recuerdan el frescor y son muy apropiados”. 

Pero los ‘Kingyo’ son más que peces de colores, encuentran su origen en un juego de verano de larga tradición en Japón, consistente en atrapar con un pequeño aro de papel un pez dorado, y meterlo en un recipiente sin que el papel se rompa. 

Cuantos más peces se llevan, mejor, ya que después podrán tenerlos en un acuario en su casa. Pero estos peces no acabarán en ningún acuario, si no que serán exóticos adornos en las casas de los asistentes al taller, una decoración a la que no hay que cambiar el agua ni dar de comer una vez al día. 

Comentarios
Lo más