La Hermana Fabiola protagoniza el concierto oración ‘Acostumbrarme a ti’

La Hermana Fabiola protagoniza el concierto oración ‘Acostumbrarme a ti’

La Iglesia de la Anunciación de las Madres Carmelitas de Alba de Tormes acoge el próximo sábado a partir de las 8 de la tarde el concierto-oración ‘Acostumbrarme a ti’, a cargo de la Hermana Fabiola, cantautora teresiana.

La entrada será libre hasta completar aforo. La actividad, con la que la religiosa presenta en público su último trabajo discográfico, se incluye en el programa de actos culturales que a lo largo de este año 2015 vienen conmemorando el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

Fabiola Torrero es una apasionada por poder transmitir su experiencia de un Dios amor, de un Amigo fuerte y fuente de su entrega que es Jesucristo y el aliento de vida, fuerza y luz que es la presencia del Espíritu. Siente como un regalo en su vida el don de componer música y ser una voz de Dios y del  Evangelio, en medio de la gente; de los niños, de los jóvenes y de los adultos, porque ella compone para todos. A través del canto ofrece la posibilidad de acercarnos a la riqueza interior de cada persona, "para descubrir lo mejor que llevamos en nosotros mismos; y desde ese precioso castillo interior, descubrir también a Jesús habitando en él".

Esta religiosa de la Compañía de Santa Teresa de Jesús suele inspirarse en los niños y se siente instrumento de relación y comunicación entre la persona y Jesús a través de sus conciertos, talleres, retiros, festivales o los encuentros de oración que organiza. Torrero disfruta "cantándole a la vida, a la persona y sus experiencias de crecimiento, a los valores que son para ella indicadores de un camino de felicidad, a Dios que es inspirador de su vida y de su experiencia".

'Acostumbrarme a ti' es su duodécimo disco. En él vuelve a utilizar el lenguaje de la ternura, de la bondad, de la alegría, del sentido de la vida, del amor en plenitud, de las capacidades y valores que todos, por el hecho de ser personas, compartimos "y dejar que sea el corazón el que hable".

Comentarios
Lo más