El viejo 'Merca 80' espera una reforma integral desde hace casi un año

El viejo 'Merca 80' espera una reforma integral desde hace casi un año

El centro comercial Los Cipreses, junto al Multiusos Sánchez Paraíso, espera una amplia reforma desde hace casi un año. El pasado 9 de mayo el pleno del Ayuntamiento de Salamanca autorizaba que la empresa pública Mercasa pueda seguir gestionando el recinto hasta el 31 de diciembre de 2039. Y para que se haga realidad, se incluye un anexo que fija como condición resolutoria de la prórroga del plazo la falta de obtención de las licencias preceptivas para la actividad objeto de ampliación, en el plazo máximo de doce meses desde la formalización de la escritura.

En concreto, Mercasa quiere afrontar una reestructuración comercial que permita relanzar el centro comercial, acometiendo inversiones para la ampliación del aparcamiento y la remodelación del edificio, así como amortizar las cantidades invertidas. Además, una cantidad de 2,1 millones para un nuevo supermercado con 35 puestos de trabajo, pero desde entonces apenas se ha avanzado.

Fue el 19 de mayo de 1982 cuando se firmó un convenio entre el Ayuntamiento de Salamanca y Mercasa para la construcción y explotación sobre una finca municipal en la avenida de Los Cipreses del entonces denominado Merca 80-Garrido. El plazo inicial del derecho de superficie fue ampliado en veinte años más en septiembre de 1984, siendo ratificado el convenio en febrero de 1999, momento en que se transformó en el centro comercial Los Cipreses. Una zona con unos 6.500 metros cuadrados, una treintena de tiendas y locales comerciales, seis salas de cine y un aparcamiento.

Ahora, "la dejadez y abandono del centro comercial, propiedad del Ayuntamiento de Salamanca y gestionado por la empresa pública Mercasa, es tal que el peligro al que se someten sus visitantes no se limitaría a una situación de fuego u otra fuerza mayor , sino que el riesgo se corre con sólo pisar el recinto en un día de lluvia. De hecho, las filtraciones del párking llegan a encharcarlo, al igual que los sótanos del ascensor, y esto unido al lamentable estado de conservación de los cuartos de los transformadores puede llegar a producir un cortocircuito de desgraciadas consecuencias para todo el que tenga el infortunio de encontrarse en la planta del semisótano de dicho parking”, denuncia Ciudadanos de Salamanca, entre otras muchas deficiencias.

 

Comentarios
Lo más