En planta y estables los dos heridos graves del primer día de encierros

En planta y estables los dos heridos graves del primer día de encierros
Se trata de un mirobrigense de 56 años operado en la Enfermería de la Plaza de Toros debido a las importantes lesiones que presentaba en la zona inguinal y en el glúteo y un extremeño de unos 30 años con dos 'cornalones' en zonas similares que le han provocado importantes daños
 

Los dos heridos más graves del primer día de encierros en Ciudad Rodrigo descansan ya en la habitación del hospital y se recuperan de sus heridas. Así lo han confirmado fuentes sanitarias, que precisan que ambos "evolucionan favorablemente".

El cirujano jefe del coso mirobrigense, Enrique Crespo, tuvo que intervenirlos en la propia plaza. El primer herido, un mirobrigense de 56 años, presentaba dos heridas por asta de toro en el muslo derecho. Según reza el parte médico, una de esas heridas se produjo en el siempre delicado Triángulo de Scarpa, "con dos trayectos que provoca graves lesiones musculares en adductores, pectíneo y sartorio". "Uno de los trayectos provoca lesión en abanico y otro a través del anillo inguinal por debajo del ligamento de Cooper alcanza el pubis y llega a inserción del oblicuo mayor", prosigue el parte.

El hombre presentaba, además, otra herida en la región glútea "con graves destrozos musculares en glúteo mayor y glúteo medio". Esa lesión también tiene dos trayectorias. Una alcanza la cadera "contundiendo el trocánter mayor y disecando la cara anterior del cuello femoral sin desgarrar la capsula y el otro llega a región isquiática afectando a tendón del bíceps".

El segundo de los heridos muy graves sufrió las consecuencias de su encuentro con el toro durante el desencierro de la tarde. Fue atendido en la Enfermería de la plaza por una luxación posterior de codo izquierdo, la menos grave de sus lesiones, y por sendas heridas por asta de toro.

La primera, de unos 15 centímetros de orificio de entrada, "en región suprainguinal derecha con un trayecto hacia afuera de unos 15 centímetros que desgarra el músculo oblicuo mayor y otro hacia arriba de unos 30 que llega a retroperitoneo exponiendo grasa perirrenal y llega, disecándola, a la duodécima costilla, sin aparente penetración diafragmática", explica un parte médico que también habla de "graves desgarros musculares y hemorragia venosa".

El herido, también de pronóstico muy grave, presenta además otra herida por asta de toro en región perianal derecha con orificio de entrada de unos cinco centímetros, "que provoca 2 trayectos: uno hacia espacio pre sacro de unos 15 centímetros y otro pararrectal en sentido craneal de unos 15 centímetros que diseca dicho espacio isquiorectal, la próstata, el isquion sin aparente penetración en cavidad abdominal". El diagnóstico del doctor Enrique Crespo, que da cuenta de la importancia de las heridas de este corredor, se refiere también a la "aparente integridad del aparato esfinteriano y de la pared del recto así como a una hemorragia venosa procedente de lesiones en techo y pared posterior de la fosa isquiorectal".

Otros siete heridos atendidos en la Enfermería 

Tanto el Toro del Antruejo como el encierro matinal dejaron un saldo de cuatro heridos más. El más preocupante es un hombre de 50 años, natural de Valladolid, que presenta fractura de clavícula izquierda. Tras ser atendido en la Plaza, fue derivado al Hospital.

También fue traslado a un centro hospitalario un francés de 42 años que presenta un traumatismo torácico y una herida inciso contusa en la región orbitaria derecha. Su pronóstico es reservado, al igual que el del joven farinato de 22 años atendido por contusión en hemitórax.

El mismo pronóstico presenta el último de los atendidos, un varón de 45 años "con Luxación Acromio-clavicular + TCE", según reza textualmente el parte médico.

En el caso de la jornada vespertina fueron tres personas las atendidas en la Plaza. Se trata de tres veinteañeros con golpes en la cabeza y un varetazo. Se da la circunstancia que uno de ellos, el único salmantino, ya había sido atendido por la mañana.

Comentarios