El heredero nipón, embelesado con el órgano de la Catedral que su madre contribuyó a restaurar

El heredero nipón, embelesado con el órgano de la Catedral que su madre contribuyó a restaurar
La visita a Salamanca del príncipe heredero de Japón, Naruhito, ha concluido esta tarde con un recorrido por el Centro Cultural Hispano-Japonés en la plaza San Boal, en el que conoció la exposición 'Hidalgos y Samuráis', ubicada precisamente en sala de exposiciones Emperatriz Michiko, su madre.
 
A caballo entre 2013 y 2014 se celebra el Año Dual de España en Japón y de Japón en España en el marco de la conmemoración del cuarto centenario de la Embajada Keicho, primera misión diplomática japonesa a España, que partió de la región de Sendai en octubre de 1613 y llegó a Sevilla doce meses después.
Con el objetivo común de intensificar y abrir nuevos horizontes a las relaciones bilaterales, el Año Dual se inauguró el pasado 11 de junio en Madrid  y concluirá en Tokio en julio de 2014. A lo largo de esos meses se sucederán diversas actividades en España y Japón, que en este último caso se iniciarán en el mes de octubre en homenaje al IV centenario de la salida hacia España de la Embajada Keicho.

Posteriormente, Naruhito asistió a un concierto en la Catedral Nueva dentro de los actos del quinto centenario del inicio de su construcción, quedando embelesado con el sonido del órgano, cuya restauración se produjo precisamente hace dos décadas gracias a la financiación aportada por la madre de Naruhito. Se trata de una de las obras más brillantes de la Catedral. El órgano de Echevarría se eleva sobre la sillería del coro, frente a otro órgano renacentista. Su altura es de 21 metros y abarca un ancho de 13 metros y medio. El mueble que lo alberga maximiza su lucimiento y aporta esbeltez y equilibrio en la traza de la caja. 

 
En el siglo XIX, se modificó la armonización del Órgano de Echevarría. Esto afectó a su estilo y carácter sonoro y falseó su auténtica personalidad. Además, presentaba desajustes y fugas que alteraban su afinación. Los restauradores sustituyeron las pieles, corrigieron faltas y estucado y recuperaron el arca de viento, las válvulas y los muelles. También se instaló un sistema mixto para accionar los fuelles que se puede usar de forma manual o a través de un ventilador eléctrico. Los dos teclados se sustituyeron por unos nuevos, de estética y medidas acordes con los originales.
Comentarios
Lo más