Salamanca se encuentra entre las ciudades más caras para morirse

Salamanca se encuentra entre las ciudades más caras para morirse
El título de la muy conocida película de western ‘Por unos dólares más’ nos recuerda, en España, que ‘La muerte tenía un precio’. Con la llegada de la festividad de Todos los Santos, fecha en que se recuerda a los difuntos, SALAMANCA24HORAS ha querido conocer de primera mano cuánto cuesta morirse. Exactamente, cuánto dinero han de desembolsar como mínimo los salmantinos a la hora de afrontar los gastos derivados por el fallecimiento de un allegado. Por ello, este diario ha consultado con conocidas empresas de servicios funerarios de la ciudad.

Que Salamanca es una de las ciudades más caras en lo que a prestación de servicios de tanatorio y cementerio se refieren es una de las primeras manifestaciones de los responsables de las empresas funerarias. “A pesar de la crisis y del aumento del coste de la prestación de servicios, nosotros hemos seguido manteniendo los precios”, asegura un profesional del sector. La caja, continúa siendo uno de los elementos más claros del sepelio tradicional. “Dependiendo de lo que se quiera gastar cada familia, y dependiendo también de las calidades, hay cajas que oscilan entre los 600 y 6.000 euros. No obstante, lo normal es que se gaste en este sentido alrededor de 1.500 euros”, añade.

 

A mayores, un entierro requiere de muchos más gastos. Coche fúnebre, esquelas, coronas de flores… Según los profesionales del sector, morirse en Salamanca podría costar de media algo menos de 3.000 euros. Cuantía que se ha elevado, como comenta otro de los profesionales, debido al aumento del IVA del 7 al 21%. No obstante, “el precio de los entierros siempre varía mucho dependiendo de las circunstancias y es difícil calcular un precio medio exacto”. Actualmente, como comenta, “la gente se retrae un poco más a la hora de gastar en flores o en esquelas pero los servicios funerarios se prestan igual”. En Salamanca, el precio del tanatorio por estancia de 24 horas se sitúa en 611 euros. Las esquelas, por su parte, varían su precio desde los 90 hasta los 1.800 normalmente. En flores, desde 140 euros a 400 por una corona.
Comentarios
Lo más