Dos fallecidos en sólo tres días en Soria conduciendo vehículos de carácter especial

Dos fallecidos en sólo tres días en Soria conduciendo vehículos de carácter especial
Un hombre de 55 años falleció el pasado lunes al volcar el tractor que conducía en la localidad de Huérteles, en Tierras Altas. La localidad es una de las pedanías adscritas al municipio de Villar del Río.

Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Soria, el conductor del vehículo, con iniciales F.J.E.P, de 55 años, acudía por un camino vecinal a una explotación de bovino cuando el tractor con el que transitaba se salió de la vía y volcó. En el accidente, el vehículo cayó por un pronunciado desnivel y la víctima salió despedida, con el consecuente fatal resultado.

Personados los servicios médicos en el lugar de los hechos, uno de los médicos del centro de salud de San Pedro Manrique constató el fallecimiento del conductor del tractor. 

Se trata de la segunda víctima mortal en la provincia conduciendo vehículos de carácter especial, tras el fallecimiento del conductor de un dúmper (T.V.G., de 39 años) en Monteagudo de las Vicarías, el pasado sábado.

La Asociación Nacional de Servicios de Prevención Mancomunados Agrarios, Agropreven, que representa a más de 10.000 empresas asociadas y cerca de 25.000 trabajadores agrarios, denuncia que cada año son centenares los heridos por vuelcos de tractor en España, si bien resulta aún más alarmante el dato de que, cada semana, fallecen en nuestro país 2 agricultores debido al aplastamiento por vuelcos de tractor. 

 
Sin tener en cuenta otros vehículos, como carretillas, quads, todoterrenos, cortacéspedes, etc., cada año, cerca de 100 operarios agrarios fallecen en nuestro país por vuelco de tractor. Si los datos se ampliaran a estos otros vehículos, sin duda las cifras serían mucho más alarmantes.

Ni fabricantes ni administraciones se están implicando en solucionar este grave problema, tal y como denuncia Agropreven, cuya solución pasaría por la implantación de sistemas automáticos de protección. Éstos, en muchos casos, evitarían el aplastamiento y, en la gran mayoría, minimizarían las graves consecuencias de este tipo de accidentes, tan habituales en las tareas agrícolas.

Desde Agrapreven se hace un llamamiento a las empresas agrarias para que extremen la prevención y a todos los fabricantes para que implementen la seguridad en sus vehículos. Así mismo, insta a las administraciones a prohibir las estructuras de arcos plegables manualmente, puesto que nunca están desplegados en el momento del accidente, frente a las estructuras automáticas de despliegue y protección ante el vuelco, que se despliegan en el momento del accidente evitando el atrapamiento del operario.

 
Comentarios
Lo más