La Universidad acude al rescate de los alumnos que se quedan sin becas

La Universidad acude al rescate de los alumnos que se quedan sin becas
En un momento en que las administraciones cada vez conceden menos ayudas para la educación pública y los recursos de las familias son cada vez más escasos, las universidades acuden al rescate de los alumnos que se están quedando sin becas. La Universidad de Salamanca está haciendo todos los esfuerzos posibles para aumentar la partida destinada a su programa propios de becas, en estos difíciles momentos de crisis económica combinados con el importante aumento de las tasas universitarias aplicado por la Junta de Castilla y León siguiendo el decreto del Gobierno.

Toda vez que la Consejería de Educación ha dejado sobre los hombros de las universidades de la región la asunción de estos programas específicos de ayudas a sus estudiantes, la institución académica salmantina incorporó en su presupuesto de 2013 dos programas de ayudas a estudiantes, por importe total de 226.000. En concreto, uno de 126.000 euros para Ayuda al Estudio, con la intención de ampliarse a 172.000 euros, y otro de 110.000 euros para el Fondo de Solidaridad para situaciones sobrevenidas.

Y es que este curso la Junta ha dejado fuera de las becas a 1.356 alumnos por falta de presupuesto pese a que cumplían los requisitos para recibir las ayudas. De las 13.394 solicitudes que fueron tramitadas, 10.588 han sido denegadas y excluidas, mientras que en las becas del Estado, fueron denegadas 5.853 de las 12.787 tramitadas, casi la mitad. 

La crisis ha empujado a muchos universitarios a solicitar ayudas a las que antes no tenían derecho al estar sus padres en una mejor situación económica. La Consejería de Educación se ha visto desbordada por el aumento de la demanda y no puede cubrir económicamente todas las solicitudes. Además, la resolución de la Junta llega cuando el curso está acabando y los estudiantes tardarán al menos unos días en recibir la beca, lo que obligará a muchos estudiantes a hacer malabares para cuadrar las cuentas al no disponer de un dinero con el que muchos contaban. 

Comentarios
Lo más