El nuevo proceso de admisión escolar de la Junta, premiado por el Gobierno

El nuevo proceso de admisión escolar de la Junta, premiado por el Gobierno
El jurado del Premio a la Ciudadanía 2013, otorgado por la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios, destaca del nuevo proceso de admisión escolar de Castilla y León, puesto en marcha en el curso 2013-2014, las “numerosas ventajas cualitativas para el ciudadano entre las que destacan la simplificación documental evitando trámites, documentación, o incluso desplazamientos (sobre todo, en el entorno rural) y que la mejora de la información disponible posibilita una elección de centros más fundamentada y una participación en el proceso más responsable”.

Asimismo, señala que “la innovación ha sido implementada con medios propios, sin necesidad de apoyo externo ni financiación extra”. Por último, las conclusiones del informe del galardón hacen hincapié en que, dado el carácter de la innovación y su ámbito de aplicación, desde el enfoque de la responsabilidad social, se gestionan impactos en tres áreas principales: social (la práctica está orientada a mejorar el servicio que se presta al ciudadano), económica (genera ahorros, tanto directos como indirectos, dado que es realizado por personal de la Administración Educativa Regional) y ambiental (elimina duplicidades y apuesta por las nuevas tecnologías).

 
El Premio Ciudadanía 2013 de la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios (AEVAL) está destinado a reconocer las prácticas innovadoras en la provisión de productos o servicios, así como en los sistemas de relación con los ciudadanos o usuarios de los servicios públicos.
 
Proceso de admisión y ‘zona única’
 
La Consejería de Educación puso en marcha en el curso 2013-2014 una nueva normativa de admisión de alumnado en centros docentes sostenidos con fondos públicos para acceder a las enseñanzas de segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Uno de los principales cambios fue la introducción del concepto ‘unidad territorial de admisión’ como redefinición de las antiguas zonas de influencia. Estas nuevas unidades territoriales, cuya extensión coincide, con carácter general, con la del municipio, dieron lugar a lo que comúnmente se denomina ‘zona única de admisión’ que permite al alumnado y las familias optar a todos los centros en igualdad de condiciones, independientemente del barrio en el que residan. Además, la nueva norma ha dado mayor presencia al compromiso informativo de los centros docentes con las familias, mediante la difusión de la información básica de cada centro a través de sus tablones de anuncios y páginas web, y al compromiso de participación responsable de las familias con los centros solicitados, mediante la conformidad con el proyecto educativo del centro y la liberación de la plaza actualmente ocupada por el alumno en caso de que se le adjudique una libremente solicitada.
 
Finalmente, la unificación de las antiguas fases de ‘reserva de plaza’ y ‘libre elección’ ha permitido acortar la duración del proceso de admisión a casi la mitad y ha facilitado la participación de las familias, que tienen que presentar una única solicitud en el plazo establecido. La documentación a aportar se ha simplificado y las familias pueden optar además por la verificación electrónica de la mayoría de los datos, con lo que se evita la presentación de numerosas fotocopias y certificados. Por otro lado, para facilitar el proceso, el Portal de Educación de la Junta (www.educa.jcyl.es) ha dispuesto un apartado especial en el que se recoge toda la información sobre el calendario, baremación y preguntas frecuentes, entre otros.
 
Comentarios
Lo más