Ocho de cada diez menores de treinta años siguen viviendo con sus padres

Ocho de cada diez menores de treinta años siguen viviendo con sus padres

El Consejo de la Juventud de España ha presentado un nuevo informe del Observatorio de Emancipación, correspondiente al segundo trimestre de 2014, cuyo objetivo es analizar periódicamente las condiciones sociolaborales de la población joven, centrándose en el empleo y la vivienda. Según este estudio, tan solo el 22% de las personas menores de treinta años ha logrado emanciparse, es decir, ocho de cada diez siguen viviendo con sus padres, “lo que pone de manifiesto la frágil situación de los jóvenes en el mercado laboral y las duras condiciones del mercado de la vivienda que, hoy por hoy, resultan inaccesibles para el nivel adquisitivo de la mayoría de las personas jóvenes”.

Empezando por el empleo, la tasa de paro de las personas menores de 25 años supera el 55%. Si hablamos de personas entre 25 y 29 años, alcanza el 30%, y entre 30 y 34 años, casi el 24%. Otro dato revelador de la situación que viven los y las jóvenes es que solamente el 37% de las personas ocupadas de menos de 30 años lleva más de tres años en la empresa actual. 

Por otra parte, según los datos registrados en el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), el 93% de las nuevas contrataciones realizadas durante el segundo trimestre de 2014 a personas entre 16 y 29 años fueron de carácter temporal, lo que sitúa la tasa de temporalidad ya en el 51%. La ocupación a tiempo parcial también ha ido ganando terreno en el último año, alcanzando el 28% de los y las jóvenes. Los colectivos más afectados por este tipo de ocupación son las personas de 16 a 24 años y las mujeres jóvenes. La sobrecualificación también se ha convertido en una característica de la población joven asalariada: el 54,8% está realizando un trabajo que requiere un nivel inferior de cualificación al que tiene.

En relación al acceso a la vivienda por parte de los y las jóvenes, los datos son igual de alarmantes: una persona joven debería destinar el 61% de su salario para poder adquirir una vivienda en propiedad; debería cobrar un 104% más de lo que cobra; o que la superficie máxima a la que puede aspirar es de 49 metros cuadrados.

Con estos datos sobre la mesa, el Consejo de la Juventud de España, en voz de su presidente Héctor Saz, ha denunciado que “la realidad que vive gran parte de la población joven en nuestro país no parece indicar que realmente estemos saliendo de la crisis. Para los y las jóvenes de nuestro país, emanciparse es una utopía”. A juicio de Saz, “la exclusión del mercado laboral y la precariedad de los empleos a los que acceden los y las jóvenes son las principales causas de la imposibilidad de emancipación”. Así, hace un llamamiento al Ejecutivo para que “invierta y ponga en marcha una reforma laboral que garantice derechos, calidad y condiciones dignas para el empleo de las personas jóvenes”.

 

Comentarios
Lo más