CESM advierte de la pérdida de 34 plazas de médicos especialistas

CESM advierte de la pérdida de 34 plazas de médicos especialistas

El Sindicato Médico de Salamanca (CESM) ha denunciado que las nuevas plantillas orgánicas de los hospitales públicos de Castilla y León, cuyo borrador presentó la Junta a los sindicatos en una Mesa Sectorial de Sanidad, podrían suponer la pérdida de 34 plazas médicas en un total de 14 servicios del Complejo Asistencial de Salamanca, que en el conjunto de categorías profesionales vería reducidos en 91 sus puestos, según la propuesta de la Administración autonómica. “Si bien es cierto que por otro lado se aumentan 15 plazas de médicos en otras especialidades, absolutamente necesarias en muchas de ellas y desde hace mucho tiempo, esto no puede sustituir a las 34 que se van a perder, según el borrador”, sostiene el presidente provincial de CESM, Jesús Arcaya, quien no considera “de recibo” esta reducción de plantilla “por muchos motivos”.

Entre ellos, el representante sindical menciona “las innumerables listas de espera que soportan las especialidades afectadas; el carácter de hospital de referencia para toda la Comunidad Autónoma que tiene el complejo de Salamanca, por lo que atiende a miles de usuarios de otras provincias de patologías complejas o que sólo pueden tratarse en este centro hospitalario; y la situación actual y prácticamente constante de ocupación completa de las camas, que requiere para su atención de más efectivos médicos y de Enfermería de los que dispone actualmente, con lo que un nuevo recorte de su personal sanitario sería nefasto para una buena calidad asistencial a los pacientes”.

Las especialidades afectadas

Según el sindicato, en la propuesta que plantea la Consejería de Sanidad los servicios más afectados por la pérdida de plazas médicas serían Pediatría, que quedaría con seis especialistas menos en la plantilla orgánica; Obstetricia y Ginecología, con cinco menos; y Análisis Clínicos, que perdería cuatro puestos, mientras que en Otorrinolaringología y Oftalmología se eliminarían tres plazas.

Asimismo, se perderían dos especialistas en Anatomía Patológica, en Traumatología y Cirugía Ortopédica y en Medicina Interna, y uno en Bioquímica Clínica, Medicina del Trabajo, Medicina Intensiva, Salud Pública y Medicina Preventiva, Nefrología y Urgencias. Por el contrario, se crearían tres plazas en Neurología, dos en Farmacia Hospitalaria y en Medicina Nuclear y una en Admisión y Documentación Clínica, Angiología y Cirugía Vascular, Neurofisiología Clínica, Oncología, Psiquiatría, Radiodiagnóstico y Reumatología.

Comentarios
Lo más