La inflación recupera la senda alcista por el encarecimiento de alimentos y carburantes

La inflación recupera la senda alcista por el encarecimiento de alimentos y carburantes
Los precios aumentaron en mayo respecto al mes anterior en la provincia de Salamanca, según el Índice de Precios de Consumo (IPC) hecho público esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, la inflación sube al 1,4 por ciento, por debajo de la media nacional, en el 1,7 por ciento, debido al encarecimiento de los alimentos y las bebidas no alcohólicas y al menor descenso experimentado por los carburantes respecto a mayo de 2012.
 
Los grupos con mayor influencia en esta variación son, en primer lugar, los alimentos y bebidas no alcohólicas, que aumenta su tasa anual ocho décimas y la sitúa en el 3,4%. En este comportamiento destaca la subida de los precios de las frutas frescas y las legumbres y hortalizas frescas, frente a las bajadas experimentadas en 2012. También el ocio y cultura, cuya variación anual aumenta más de un punto, hasta el 1,6%. En este comportamiento destaca el viaje organizado, cuyos precios disminuyen con menor intensidad que en mayo del pasado año. Pero sobre todo influye el transporte, que presenta una tasa del –0,1%, seis décimas superior a la del mes de abril debido, principalmente, a que la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes ha  sido menor que en mayo de 2012.

A pesar del aumento de la tasa anual del IPC general, cabe señalar el descenso de la tasa del grupo de vivienda, cuya variación disminuye cuatro décimas, hasta el 0,1%. Este descenso se debe a que los precios del gas han aumentado menos que el año pasado, y a que los precios del gasóleo para calefacción han bajado más este año. 

Comentarios