“Ha llegado el momento de que se acometa en el Barrio del Oeste un plan de regeneración integral”

“Ha llegado el momento de que se acometa en el Barrio del Oeste un plan de regeneración integral”

¿Qué le pedirán los presidentes de las asociaciones de vecinos de los barrios a la nueva corporación municipal? SALAMANCA24HORAS inicia este domingo una nueva serie dominical en la que muestra las principales necesidades de los barrios de la ciudad contadas por sus propios vecinos. Tras las pasadas elecciones, y con motivo de la constitución de un nuevo Ayuntamiento conformado por nuevas formaciones como Ganemos o Ciudadanos además de PP y PSOE, los presidentes de las asociaciones de los barrios salmantinos cuentan con una serie de peticiones que harán llegar a la corporación municipal en la presente legislatura y de las que este diario se hace eco.

Inmaculada Cid, presidenta de la asociación de vecinos del Barrio del Oeste, cree que lo más inmediato para su barrio es la puesta en marcha de un plan de regeneración integral. Un plan que, según ha indicado a este diario, permita que el Barrio del Oeste sea un barrio más cómodo y habitable. “Creemos que ha llegado el momento de que se acometa en el Barrio del Oeste un plan de rehabilitación integral. Hay que trabajar en la rehabilitación de edificios, en la mejora de la accesibilidad en los mismos ya que muchos ni cuentan con ascensor, que cuenten con mayor eficiencia energética, etcétera”.

Cid espera, con este Ayuntamiento, que se pueda llevar a cabo favoreciendo la participación ciudadana. “Va a ser un ayuntamiento más dialogante y queremos que cualquier decisión o planteamiento que se tome sobre el Barrio del Oeste se consulte a sus vecinos o a sus comerciantes”. Pide, además, la creación de unas zonas verdes y de recreo de las que carece el barrio. También, de mayor implicación en la limpieza de sus calles. En suma, de una infraestructura y espacio de convivencia para sus vecinos aunque queda pendiente la construcción del centro de Victoria Adrados. “Esta no puede ser la última oportunidad que tengamos”, señala Inmaculada Cid.

Allá por 1612 se comenzó a construir en Salamanca, fundado por Santa Teresa de Jesús, el Convento de Carmelitas. Hoy, de aquello, solo queda la Iglesia que depende de la misma parroquia que oficia en la de San Juan de Barbalos en la cercana calle Perdones. En torno a esa edificación comenzó a constituirse lo que conocemos en la actualidad como Barrio del Oeste. Una zona de la ciudad entroncada entre el Paseo de Carmelitas y la Avenida de Villamayor como grandes vías.

Casi como todos los barrios de la ciudad, las primeras casas que se asentaron aquí eran de planta baja y el piso de las calles no era más que barro prolongado de la actividad agrícola que se desempeñaba avenida de Villamayor arriba, sin luz ni agua en muchos casos. De hecho, según recoge la historia, el Barrio del Oeste era la zona por donde entraba el grano producido en la provincia de Salamanca. Pero, poco a poco y con la implicación de los vecinos, pronto llegó su resurgir desde los años sesenta. El barro dio paso a calles urbanizadas y por aquel momento actuales edificaciones.

El periférico Barrio del Oeste ha pasado a ser a día de hoy casi el centro de la ciudad. Un barrio con todo tipo de comodidades y en el que ha perdurado su esencia con el paso del tiempo. Prueba de ello son los comercios tradicionales o establecimientos hosteleros que perviven aún. Un barrio en el que se percibe ese ambiente familiar con el que nació, creció y se asienta en pleno Siglo XXI en medio de un aire de vanguardia que le imprime la galería de arte urbano que utiliza como lienzo los propios edificios. Un barrio con una historia humilde, como su gente, que supone una contribución importante para la ciudad intentando convertirse en un barrio de referencia para el turismo.

Comentarios