El fiscal y las acusaciones asumen rebajar considerablemente las penas a Triana y Raquel Gago

El fiscal y las acusaciones asumen rebajar considerablemente las penas a Triana y Raquel Gago

Llegó el momento de las rebajas en la última jornada del juicio por el asesinato de Isabel Carrasco. Rebajas en las penas de prisión a las que finalmente se enfrentarán, porque las partes han disminuído en sus conclusiones finales sus iniciales peticiones de pena para las tres acusadas, tanto para Montserrat González, autora confesa, como para su hija Triana Martínez y la amiga de ésta, la policía local Raquel Gago. Y las rebajas de petición de pena son sustanciales a favor de estas dos últimas.

A priori, antes del juicio, tanto el fiscal Emilio Fernández como las tres acusaciones, la petición era común: 23 años por asesinato con el agravante de disfraz, así como por el delito de atentado de la autoridad, añadido a ello otro delito de tenencia ilícita de armas. Idéntica pena para las tres. Pues bien, en la jornada de hoy, el mismo fiscal y los abogados acusadores estuvieron de acuerdo en que Montserrat González podría merecer una leve reducción de un año de prisión (22 finalmente) por haber aportado ya 77.222 euros como indemnización por responsabilidad civil a su hija, su pareja y el PP, es decir, a los que representan las acusaciones. Se le aplicaría así un atenuante por reparación del daño.

Pero en el caso de Triana Martínez, los cuatro abogados aplican una reducción aún más amplia. En su caso, los 23 años iniciales quedarían finalmente en 12 años, admitiendo que el delito podría ser el de cómplice de asesinato, siempre unido al de atentado y también al de tenencia ilícita de armas. En esta aplicación más leve incluyen siempre el fiscal y los letrados de la acusación el delito de atentado.

Y en el más reducido de los casos, fiscal y acusadores llegar incluso a plantear una alternativa aún más reducida para Raquel Gago que dentro del delito de atentado se la considerara únicamente como encubridora, para lo que solicitan 3 años de prisión.

Sin embargo, pese a las reducciones planteadas y que serán las que los cuatro letrados eleven a definitivas, como es lógico los defensores de las tres también han ido a la baja considerablemente, según han visto discurrir el proceso judicial que estiman muy favorable a sus defendidas. El letrado de Montserrat y Triana, José Ramón García, rebaja dos grados la pena que solicita para la autora material confesa del asesinato, hasta defender ahora que únicamente se la pueda condenar como máximo a un total de 4,2 años de prisión (3 años y 9 meses por el asesinato, sin atentado, y 7 meses más por la tenencia ilícita de armas). En el caso de su hija, aduce un simple "encubrimiento impune" que recoge el Código Penal y pide la libre absolución.

Libre absolución que, igual que al principio, solicita también de manera definitiva el letrado de Raquel Gago, Fermín Guerrero, que de ese modo insiste en la absoluta inocencia de la policía local.

Comentarios