La polémica con Mesonero deja en el aire el convenio laboral del comercio

La polémica con Mesonero deja en el aire el convenio laboral del comercio

La polémica con el presidente de la patronal y la Cámara de Comercio, Juan Antonio Martín Mesonero, comienza a tener sus efectos colaterales. La petición de dimisión por parte del presidente de la Asociación Salmantina de Empresarios del Comercio (Aesco) y tesorero de la confederación empresarial Confaes, Benjamín Crespo, ha tenido como respuesta que Mesonero deja en el aire el convenio laboral del comercio, que ya estaba acordado entre Aesco y los sindicatos.

A comienzos de 2014 se renovó un convenio que tiene dos años de ultraactividad, hasta 2016, afectando a más de 4.500 trabajadores. No se incrementan los salarios, cambia el concepto de antigüedad, la incapacidad laboral temporal y la compensación por festivos y domingos trabajados, con una nueva regulación. La renovación de ese convenio no ha sido ratificada al considerar ahora Confaes que debe ser la patronal general la que lo firme, no sólo la asociación de comerciantes.

Como denunciara ayer Benjamín Crespo en declaraciones a SALAMANCA24HORAS, las reacciones de Mesonero a su petición de dimisión por cobros ocultos en el consejo de administración de la escuela de pilotos Adventia son “una treta, una maniobra para intentar tapar los cobros de una sociedad cuya dueña es una fundación".

El presidente de los comerciantes no entiende cómo Mesonero puede ahora reconocer el cobro de 105.000 euros el último año por cinco personas del consejo de administración de Adventia, negado días antes a él mismo, y no dimitir de su cargo. "Aunque Mesonero justifique que son legales y están en el Registro Mercantil, la ética es muy importante. Al final todo queda como un chiringuito financiero. Mientras hay empresarios que lo estamos pasando muy mal no entiendo cómo se pueden justificar estos cobros".

Confaes lleva a los Juzgados a Aesco

Mientras tanto, Confaes requerirá judicialmente a la Asociación de Empresarios de Comercio (Aesco) el pago de una deuda que estima en más de 300.000 euros, "en virtud del acuerdo del 5 de octubre de 2009 que regulariza las condiciones de integración en la Confederación", afirma en un comunicado. Para ello, la patronal ha iniciado ante el Juzgado de Primera Instancia de Salamanca las acciones encaminadas a requerir este dinero.

Desde Confaes recuerdan que se ha advertido en numerosas ocasiones a Aesco la necesidad de que regularice su situación económica, y se han llevado a cabo permanentes intentos de diálogo con el presidente de los comerciantes, Benjamín Crespo, sin obtener respuesta. Para la Confederación, además, por su condición de tesorero de Confaes, "incurre en un claro conflicto de intereses y en una dejación de funciones, ya que como tesorero debe velar por la conservación de los fondos de la confederación".

Comentarios
Lo más