"La ausencia de inflación debe conducir al incremento de los salarios"

"La ausencia de inflación debe conducir al incremento de los salarios"

Para Comisiones Obreras (CCOO), la ausencia de tensiones inflacionistas en la economía española plantea un contexto propicio para la subida de los salarios que pueden crecer el 1% o por encima, en aquellas empresas cuyos beneficios e incrementos de productividad lo permitan, tal y como establece el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2015-2017. Según el nuevo cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno, la economía está acelerando su crecimiento, y trabajadores y trabajadoras deben participar de esa mejora. Esto ayudará a aumentar la demanda y a reducir la elevada tasa de desempleo más deprisa, haciendo que todas las personas participen de la mejora de la economía y ésta no se quede en manos de unos pocos.

 CCOO cree que el crecimiento de la actividad económica debe servir para recuperar la fuerte devaluación salarial sufrida por algunos colectivos durante la recesión (empleados públicos) y para detener la que todavía padecen otros durante la crisis de empleo que atraviesa la economía española (trabajadores procedentes del boom inmobiliario). "Los presupuestos públicos no pueden instrumentarse como si fueran un programa electoral, como está haciendo el Gobierno", añade el sindicato.

A su juicio, el adelanto de la rebaja del IRPF no es una medida que necesite el país; "lo que hace falta es una reforma que configure un sistema fiscal justo en el reparto de las cargas, que aproxime los tipos efectivos a los nominales eliminando deducciones regresiva, con un IVA reducido para los hogares y que persiga, de verdad, el fraude fiscal. Necesitamos un sistema fiscal que provea una financiación suficiente para aumentar la protección social (en particular de las personas desempleadas) y para desarrollar un plan de inversiones públicas que oriente el cambio del modelo productivo hacia otro de más valor añadido".

Por su parte, para la Unión General de Trabajadores (UGT) el problema estriba en la política de austeridad que se está llevando a cabo, en que no se acompase el ajuste presupuestario y financiero al crecimiento económico y a la creación de empleo, que deben ser las prioridades.

"El objetivo básico debe ser la creación de empleo, pero además debe ser empleo estable y de calidad porque de otro modo volveríamos a generar una falsa salida de la crisis, como sucedió en la anterior etapa expansiva, que tan drásticamente derrumbó la llegada de la crisis. Y eso no está sucediendo. El PIB crece de manera importante, pero el empleo que se crea es muy precario. Tampoco se está invirtiendo en los factores capaces de transformar nuestras bases productivas para hacerlas más sólidas, sostenibles y eficientes", afirma el sindicato.

A su juicio, "el modelo de crecimiento promovido por las políticas del gobierno del PP reproduce los vicios del pasado y tan solo se basa en rebajar los costes laborales y en dejar que la demanda engorde los sectores y actividades de menor valor añadido. Un modelo trasnochado y de muy corto recorrido, incapaz de generar empleo decentes y aumentar la riqueza colectiva".

Desde UGT abogan por un cambio que pasa por dirigir el sistema productivo con inversiones selectivas hacia los sectores con mayor potencial de desarrollo futuro y que aportan más valor añadido. Así como por configurar un modelo de relaciones laborales "coherente con ese modelo productivo avanzado, impulsando el empleo estable, con derechos y salarios dignos, porque si los salarios no crecen, no se consolidará el crecimiento, no mejorará la calidad de vida de los trabajadores y, en consecuencia, no habrá salida de la crisis".

Comentarios
Lo más