Ciudad Rodrigo cadete

Ciudad Rodrigo cadete

La temporada de la base del Ciudad Rodrigo está siendo muy positiva para el club. Uno de los integrantes del club, de hecho, va líder en su categoría. Se trata del cadete, que marcha en la Segunda Provincial y tiene el ascenso como objetivo a final de temporada. De momento, las cosas marchan muy bien aunque en las últimas jornadas hayan visto reducida su ventaja al mínimo. Son dos puntos los que están por encima de Capuchinos y Barrio El Zurguén, contra los que tendrán que jugar en casa de aquí a final de temporada.

Esa es una de las bazas con las que todavía cuenta el conjunto. El Toñete, de amplias dimensiones, les puede venir muy bien dado el estilo de juego que frecuentan. Este no es otro que combinar lo más rápido posible aunque sabiendo que siempre pueden aprovechar la rapidez de sus delanteros. Los demás equipos comienzan a saber esto y se encierran para dejar menos espacios. Ante eso, fuerza al comienzo para intentar ponerse en ventaja y jugar más cómodo el resto del encuentro.

Esto es lo que, por ejemplo, pudo hacer el Villares de la Reina en el último partido de los mirobrigenses, en los que se les fueron los dos primeros puntos en casa después de un empate que, incluso, supo bien después de que los visitantes fallara un penalti en los minutos finales. Era el segundo partido consecutivo sin victoria, racha que quieren dejar atrás en los próximos partidos para intentar ganar la Liga, más allá del ascenso.

Y esto lo están consiguiendo con una plantilla de 21 en la que la mitad son de primer año. Mucho mérito de un club que sigue creciendo desde la llegada de Aris Marcos a la Dirección Deportiva, tal y como explica Joaquín, el entrenador del conjunto. De hecho, el conjunto infantil está ya luchando por el sector, un conjunto que en la temporada pasada ya terminó tercero en Primera Provincial. El césped artificial también ha conseguido sumar algún jugador que antes se encontraba en el Tres Columnas y que ha sido tentado por el fútbol once.

Lo importante, más allá del fútbol, eso sí, es que los chicos no dejen de formarse. Y esto en una edad difícil con otras posibles complicaciones como el contar con una plantilla muy larga. Todas las convocatorias se tienen que quedar cinco fuera, algo que ya se explicó a principio de temporada y que no ha dado problemas durante el trancurso de la misma. Claro, que ser un equipo ganador también ayuda.

Sobre el presente y futuro de los chicos fuera del terreno de juego, el tratamiento que realizan es individual y da sus frutos. Con mucha conversación con ellos, ya que no todos necesitan lo mismo, consiguen formar un buen grupo en el que hay varios secretos. Uno de ellos es el buen ambiente que reina en un conjunto que quiere recuperar la Primera Provincial dentro de un club que, con las dificultades de estar a casi cien kilómetros de la capital, sigue creciendo año a año.

La plantilla está formada por Ismael y Álvaro (porteros); Fran, Luis, Criado, Sergio, Koke, Matías, Lemus, Macarro y Castaño (defensas); Javi Martín, Samuel, Javi Castro, Iván, Jorge, Cochete y Víctor (centrocampistas); Diego, Agudo y Adrián (delanteros); Joaquín y Ricardo (entrenadores) e Iván (entrenador de porteros).

Comentarios