Los extranjeros tiran de las pernoctaciones en la capital

Los extranjeros tiran de las pernoctaciones en la capital

Salamanca capital sumó un récord absoluto de turistas y pernoctaciones en 2015 y este año lleva camino de superarlo. Solo en los meses de verano, al menos, así lo ha hecho, aunque en una medida inferior que en otros años. En junio, julio y agosto llegaron a Salamanca 212.872 turistas, apenas mil más que en 2015, en el que el número ascendió a 211.637.

El comportamiento de los viajeros nacionales y extranjeros ha sido prácticamente el mismo. Los dos aumentaron aunque mínimamente. En el caso de los primeros, creció en 141 personas, mientras que en los segundos lo hizo en 94. Este crecimiento, sin embargo, es una estabilización, teniendo en cuenta los crecimientos de pasados años.

Así, en el total, los 212.872 suponen casi 50.000 más que en 2006 o 20.000 que en 2013, segunda mejor cifra en la capital hasta este año solo por detrás del récord de 2015. En estas cifras han tenido mucho que ver los turistas extranjeros, cada vez más presentes por las calles de Salamanca. Pese al escaso crecimiento de este año, el aumento ha sido de 30.000 turistas en los últimos diez años.

En el caso de los nacionales, sin embargo, siempre han permanecido estables sobre los 120.000, con escasas variaciones de año en año, hasta la subida de 2015 de casi 20.000 que se ha estabilizado con el ligero aumento en este verano. El actual de ambos es de 136.282 y 76.590, respectivamente.

Pernoctaciones

El aumento en el número de pernoctaciones, sin embargo, ha sido mayor que en el caso de los turistas, algo insospechado en los últimos años en la provincia. En la capital, estas crecieron en cinco mil con respecto a 2015 hasta situarse en 322.517 en el verano de 2016. Esto fue motivado gracias al gran aumento de las pernoctaciones de extranjeros ya que las nacionales, incluso, cayeron en cerca de 300.

Son, de hecho, los no residentes en España los que han conseguido en gran medida que la capital siga batiendo récords. Ya hace dos años sobrepasaron la barrera de las 100.000 pernoctaciones y en este año lo han hecho de las 110.000. Su crecimiento en los últimos años ha sido espectacular y mientras el número de turistas crecía en 30.000, las pernoctaciones lo hacían en 13.000 más. En el mismo periodo de tiempo, en cambio, el aumento en los turistas nacionales fue de 15.000, mientras que su número de pernoctaciones lo hacían solo en 5.000 más.

De esta manera, el número de pernoctaciones de los nacionales sigue siendo muy superior a las de extranjeros que, sin embargo, cada vez le restan más. En los residentes en España se situaron en los 209.389 y en los no residentes, 113.128. La primera cifra, sin embargo, apenas supone 5.500 más que las producidas en 2007, año en el que el turismo se comportó mejor antes de la crisis. En la segunda, sobre el mismo año, se aproxima a las 40.000. 

Comentarios
Lo más