Salmantino Vegapiel: Mesón El Buen Gusto Telefurgo

Salmantino Vegapiel: Mesón El Buen Gusto Telefurgo

No está teniendo suerte Mesón El Buen Gusto Telefurgo esta temporada. En puestos de descenso marcha, eso sí, cerca de la salvación a pesar de un inicio difícil. Con poca plantilla debido a que alguno se tuvo que ir antes de iniciada la temporada y mala suerte en los días del encuentro, solo han conseguido vencer en tres ocasiones, racha que confían en finalizar más pronto que tarde.

No ha ayudado tampoco que el equipo sea totalmente nuevo aunque el nombre no lo parezca. Mesón El Buen Gusto lleva dando ‘de comer’ al fútbol modesto durante muchos años y este año no podría ser de otra manera. Así, Javi, el entrenador del Mari Carmen Telefurgo en la temporada pasada decidió seguir el legado del restaurante de Mozárbez una vez que desapareció el Vasco de Gama. Se puso manos a la obra desde el comienzo y con un poco de aquí y un poco de allí se consiguió hacer una plantilla que se ha visto retocada en demasiadas ocasiones.

Unos que se fueron, otros que han venido y tampoco han podido seguir y más que vendrán. Son las idas y venidas de un conjunto que no ha podido repetir alineación todavía. A los partidos ha ido poca gente y las veces que sí han podido completar el banquillo han competido y vencido. En la unión está la fuerza y en la fuerza, los tres puntos.

Por eso piensan en la salvación como algo sensato. No fácil de conseguir pero sí muy posible. Al final tienen gente buena en el centro del campo para nutrir de balones a una rápida delantera. Esa es la teoría, la de sacar la pelota por banda para poder combinar con el centro del campo y llevar el balón arriba. El problema es que no ha habido una continuidad. No son siempre los mismos que la sacan, ni que dan el pase decisivo, ni quien marca los goles. Y a ello se le suma una falta de pretemporada que también ha afectado a no conocerse demasiado sobre el terreno de juego.

Esto esperan que cambie a partir de ahora cuando, además, se deberán enfrentar a equipos de su liga como el Bar Capuchinos y Bar Manoli para poder salir del descenso. En la segunda vuelta también ante equipos en los que podrían haber vencido, esperan hacer más y, una vez aclimatados, poder desarrollar su fútbol.

Eso sí, al final esto es un deporte para divertirse y eso es a lo que se dedican una vez que termina el encuentro en un bar de Garrido ya que desplazarse hasta el restaurante del patrocinador, Mesón El Buen Gusto, es complicado. Allí sí van, obviamente, a las cenas que realizan durante la temporada ya que se portan muy bien con ellos durante la temporada. También Telefurgo. Ambos pagan íntegramente todos los gastos del conjunto, que solo se tiene que dedicar a disfrutar del deporte rey en España que en el fútbol modesto salmantino cada vez tiene más nivel.

La plantilla está formada por Bienve (portero), Quisqui, Casca, Cuadra, David, Yuste, Jony, Raúl, Piqui y Pérez (defensas); Jony, Tony, Herre, Arturo, Jaro, Porres, Tube e Iván (centrocampistas); Ricar, Nano, Billy y Álvaro (delanteros); Javi (entrenador), Ventura, Rubén y Buri (delegados).

Comentarios