Siete municipios se incorporan a la regulación micológica

Siete municipios se incorporan a la regulación micológica
Cepeda la Mora, Burgohondo, Mombeltrán, Navalosa, Navaluenga, Navarrevisca y Villanueva de Ávila, que suman 6.000 hectáreas, se han incorporado al programa Myas RC de regulación de recogida de hongos en la reunión celebrada en la Diputación el martes.

En la última campaña se otorgaron 2.083 permisos en los 21 municipios del norte de Gredos regulados hasta ahora, y la recaudación fue de 23.105 euros, con un rendimiento medio por hectárea en la provincia de un euro, similar a la medie de Castilla y León, según ha indicado el diputado del Área de Desarrollo Rural de la Diputación, José María García Tiemblo.

El programa de regulación, en marcha desde hace tres años en Ávila y desde hace una década en Soria, tiene como final el 31 de julio de 2014, fecha en que la Junta deberá regular la recolección micológica en toda la Comunidad autónoma.

Fincas de la Junta

Precisamente, García Tiemblo ha llamado la atención de la Junta, porque es propietaria de dos fincas de gran extensión y que cuentan con importante producción micológica pero no se encuentran sometidas a la regulación.

Y es que a estos lugares acude buen número de “comerciales”, recolectores que acuden a coger setas para venderlas, lo que provoca que no acudan a los municipios limítrofes y “les resta potencial”. Si se regulase en ambas fincas “se evitarían perjuicios”. De hecho, en el primer año que hubo que pagar para obtener los permisos hubo hasta el triple de licencias que en la última campaña.

En la reunión preparatoria de la próxima campaña se ha acordado mantener los precios de los permisos, que oscilan de los tres euros que se cobra a los vecinos de los municipios hasta los 400 que deben pagar quienes acuden a recolectar hongos para su venta.

Por otra parte, y a la espera de si las lluvias propician una buena campaña -"el año pasado tardaron y luego fue óptima"-, García Tiemblo ha destacado que al aumentar la superficie crecen las “posibilidades” del turismo micológico en cuanto a visitantes que acudan a sendas micológicas y a degustar la gastronomía derivada de estos productos.

Comentarios
Lo más