Los trabajadores de servicios sociales incrementan sus protestas

Los trabajadores de servicios sociales incrementan sus protestas
Los trabajadores del CAMP, la Residencia San Juan de Sahagún de Salamanca y el Campyco de Béjar han vuelto a manifestarse este miércoles ante las puertas de sus centros de trabajo, mostrando su total repulsa a la situación que viven los servicios sociales en la provincia de Salamanca. Cumplen así cuatro meses de protestas para reclamar a la gerencia que reestablezcan los cambios de turnos para que estos trabajadores puedan conciliar la vida laboral y familiar.

"El abandono paulatino de estos centros hace que una vez más nos preguntemos qué ocurre aquí. Se esta permitiendo el deterioro paulatino de estos centros, no se hacen reformas, no se arreglan desperfectos, no se cubren bajas de personal, ni siquiera las maternales, se desvía personal a otros centros, el material escasea o es de peor calidad, no se dota desde hace años de vestuario al personal... y se derivan usuarios a centros privados habiendo plazas en los públicos. ¿Es esto lo que buscan?, ¿deteriorarlos tanto para así justificar la entrada de empresas privadas?, para que estas empresas se beneficien de las persona dependientes, del anciano sin recursos que pago toda su vida impuestos y cotizo a la seguridad social, con la esperanza de una jubilación digna", denuncian.

Y recuerdan que en los mas de veinticinco años que llevan los centros funcionando se permitieron los cambios de turno como una manera consensuada entre los propios trabajadores y las direcciones de los centros de mejorar tanto la gestión del día a día como la conciliación de la vida laboral y personal de los propios trabajadores. "El trabajo a turnos de mañana tarde y noche es complicado compaginarlo con la vida familiar, pero gracias a los cambios de turno entre compañeros podíamos hacerlo posible. ¿Por qué nos los quitan? En los manifiestos que tanto Gerencia como la Consejería de Familia e Igualdad publican, hacen hincapié en la conciliación de la vida laboral y personal, pero luego a sus trabajadores le ponen trabas para alcanzarla", concluyen.

Comentarios
Lo más