Satse teme que el nombramiento de la gerente se produzca para impulsar la privatización sanitaria

Satse teme que el nombramiento de la gerente se produzca para impulsar la privatización sanitaria

El Sindicato de Enfermería Satse de Salamanca manifiesta su malestar por el nombramiento de Cristina Granados como gerente del Complejo Asistencial de Salamanca. Así, lo ve con temor por la trayectoria de esta gerente, "cercana a la privatización de la asistencia sanitaria en Castilla-La Mancha y por su nulo talante negociador con los representantes de los trabajadores".

Satse critica este nombramiento porque Granados llega a un complejo como el de Salamanca, el más grande de Castilla y León y que se ha caracterizado en los últimos años por diversos conflictos y mareas blancas debido a la política llevada a cabo en él por Sacyl, cuando la nueva gerente proviene de haber ostentado cargos en Ribera Salud y la Fundación Alcorcón, empresas que han participado en la privatización de la sanidad pública en otras comunidades españolas.

Así, para el sindicato de enfermería, este nombramiento sólo puede responder al interés del consejero de Sanidad de potenciar la gestión clínica privada  en un complejo tan importante por volumen de trabajadores y pacientes como el de Salamanca y ahondar en los recortes de derechos a personal y pacientes, a través de las Unidades de Gestión Clínica, en contra de las cuales se ha manifestado Satse.

Además,  ve con temor este nombramiento porque "se produce en un complejo que ha vivido intensos conflictos de su Dirección con los pacientes y trabajadores y esta persona ha demostrado en su trayectoria anterior como gerente en los hospitales de Toledo y Guadalajara su nula predisposición a negociar con los representantes de los trabajadores. En concreto, durante su estancia como gerente en Guadalajara no se reunió ni una sola vez con la Junta de Personal y si ahora Sáez Aguado la nombra gerente de Salamanca es porque pretende potenciar ese modo de gestionar la sanidad de la región".

Satse critica que el consejero nombre a gerentes "que vienen precedidos de una más que dudosa capacidad para gestionar la sanidad de acuerdo a los intereses de pacientes y trabajadores, como debe primar en el ámbito público, y que en otras comunidades han demostrado una gestión tan deficiente como para generar continuos conflictos y que son partidarios de los recortes en la asistencia y a los derechos de los trabajadores. Baste resaltar que el Hospital de Toledo ha sido conocido como uno de los más saturados de España durante su etapa como gerente (con camas en los pasillos) y con conflictos con, incluso, responsables de los servicios hospitalarios, a los que ha cesado por no plegarse a sus órdenes y no “esconder” los efectos de los recortes llevados a cabo por ella".

Comentarios