El salario es la principal causa para buscar una nueva oportunidad laboral

El salario es la principal causa para buscar una nueva oportunidad laboral

¿Qué lleva a un trabajador a marcharse de su empresa? ¿Por qué motivos se queda? Nos encontramos en un momento de elevada competencia por el talento, tanto a nivel nacional como internacional. Los mejores trabajadores, aquellos que suponen un valor añadido, tienen la posibilidad de desarrollar su actividad profesional en empresas que pueden situarse en su mismo país o en el otro extremo del planeta; el mercado laboral ha pasado de ser local a global, y las organizaciones no atienden a barreras cuando deben seleccionar un perfil concreto que les ayude a crecer. Por lo tanto, el mantenimiento y atracción de los profesionales más valiosos, del talento, resulta determinante para el futuro de las compañías.

La empresa de recursos humanos Randstad ha elaborado el informe ‘Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad’, donde analiza el atractivo de las empresas y los factores que llevan a los trabajadores a elegir una u otra. El estudio detecta que el 9% de los trabajadores ha cambiado de empresa voluntariamente durante el último año.

El principal factor que motiva un cambio de puesto de trabajo es el salario, ya que así lo afirma el 37% de los encuestados. La remuneración sigue posicionándose como el aspecto clave para elegir una compañía en la que desarrollar su actividad profesional. La falta de oportunidades de crecimiento en el entorno laboral y los problemas para adecuar el entorno profesional y la vida privada son los dos motivos esgrimidos por un 31% y un 23% de los empleados.

Existen, de igual manera, otras causas que motivan un cambio de empresa por parte del trabajador. En este sentido, la falta de interés por el puesto concreto y la ausencia de reconocimiento o gratificaciones resultan determinantes para uno de cada cinco encuestados. Es decir, los empleados buscan un trabajo que les resulte interesante, un reto profesional que les ayude a mejorar, y el reconocimiento de su esfuerzo por parte de sus superiores.

Otros aspectos mencionados por un 10% de los empleados son el tiempo de desplazamiento al trabajo, que puede dificultar la conciliación entre esfera profesional y personal, el compromiso con el proyecto empresarial o la relación personal con su jefe directo.

La calidad de vida es fundamental para mantenerse en una empresa

Además de los factores que conllevan el cambio de empresa por parte de los trabajadores, Randstad también analiza los motivos por los que los profesionales deciden mantenerse en sus organizaciones actuales. En esta línea, el informe pone de manifiesto la importancia que se otorga a la posibilidad de compatibilizar el puesto de trabajo con la vida privada del profesional. Más de la mitad de los trabajadores, el 55% concretamente, reconoce que se trata del principal motivo para mantenerse en la compañía en la que desarrolla su actividad. 

Sin embargo, este no es el único factor esgrimido por los empleados que se quedan en sus empresas. La capacidad de la compañía para ofrecer opciones de trabajo flexible también resulta determinante para uno de cada tres trabajadores.

El reconocimiento en el entorno laboral y la estabilidad económica de la organización son factores clave para el 29% de los encuestados. La remuneración salarial, en este caso, se sitúa como el quinto argumento más importante para los profesionales, con un 23% de las respuestas. Es decir, la retribución económica resulta el motivo más importante a la hora de cambiar de empleo; sin embargo, los trabajadores otorgan más valor a otros factores para mantenerse en su empresa actual, como la conciliación o la flexibilidad laboral.

 

Comentarios
Lo más