ELECCIONES AL RECTORADO 2017

Ricardo Rivero asegura en su cierre de campaña que será la comunidad universitaria quien decida si ha cumplido o no

Ricardo Rivero asegura en su cierre de campaña que será la comunidad universitaria quien decida si ha cumplido o no

El aspirante a rector repasó en un Aula Magna de Filología repleta las ideas principales que incluye su programa, y trasladó a todos los estudiantes, PAS y PDI la importancia del proceso para elegir a un nuevo líder de la USAL

Ricardo Rivero terminó los actos de la campaña de su candidatura al Rectorado de la Universidad de Salamanca con un evento donde repasó, ante un Aula Magna de Filología repleta de miembros de la comunidad universitaria, las ideas que ha compartido con todos estos a lo largo de las últimas semanas.

El antiguo decano de la Facultad de Derecho aseguró que su apuesta de mejora de la USAL “está construida con todas las aportaciones” de estudiantes, PAS y PDI, ya que antes de la campaña tanto él como su equipo dedicaron meses de trabajo “a escuchar y tener en cuenta todas las observaciones y opiniones” para hacer una Universidad mejor.

Esta campaña ha supuesto un gran despliegue de energía para Ricardo Rivero y su equipo, aunque el candidato se ve con fuerzas para continuar. Esto se debe, según afirmó, a todo el apoyo “de los que le han acompañado y ayudado a lo largo de este recorrido”, donde ha expuesto su planteamiento de lo que es necesario para ser un buen candidato a rector. Y será la comunidad universitaria quien decida si ha cumplido o no.

Y es que, según afirmó el catedrático de Derecho Administrativo, tanto él como su equipo han invertido muchos esfuerzos para ser un buen candidato, y confirmó que ha ido aprendiendo este oficio sobre la marcha y gracias a todo el equipo que le acompaña, “personas maravillosas sin las que sería imposible siquiera plantearse cualquier cosa en esta institución superior”.

De las capacidades que debe reunir un rector, destacó la empatía, especialmente hacia los estudiantes, ya que es necesaria para “orientar la Universidad hacia el destino que queremos”. Este destino incluye tasas más bajas, “establecidas en la media de las universidades de España”, la potenciación del deporte, “en especial del femenino”, y la mejora de las instalaciones para lograr una universidad inclusiva “para toda la comunidad universitaria, con independencia de sus circunstancias”, ya que “muchos de los edificios de la USAL todavía no son accesibles”.

De igual manera, afirmó que desea lograr una administración universitaria sin papel y con una burocracia mucho más simplificada, así como un presupuesto transparente. En definitiva, alcanzar “unas instalaciones y medios a la altura de lo que se espera de la Universidad de Salamanca”, además de rejuvenecer y ampliar plantilla del PAS y PDI, a lo que se añadirán la incorporación de valores como la responsabilidad social.

Respecto a los comentados vídeos que lanzó a lo largo de la última semana, Ricardo Rivero admitió que tenía dudas por si era apropiados liberarlos entre todos los miembros universitarios, pero decidió hacerlo porque tanto él como su equipo llegaron a la conclusión de que “la USAL necesita algo de frescura y de apertura de puertas hacia la verdadera innovación y a la integración de la sociedad”.

El aspirante a rector aseveró que todas las mejoras, así como el refuerzo de los centros e institutos de investigación se realizarán “desde la más alegre de las actitudes” porque, como recordó, “el trabajo serio no está reñido con el buen humor, la cordialidad y la forma distinta de hacer las cosas”.

Finalizó el acto deseando y “pensando en los mejores resultados del 20 de noviembre y, en todo caso, en lo mejor para la Universidad de Salamanca”.

Comentarios
Lo más