Mañueco presenta el Plan Especial de Infraestructura Verde que pretende que Salamanca sea más sostenible

Mañueco presenta el Plan Especial de Infraestructura Verde que pretende que Salamanca sea más sostenible

El alcalde ha asegurado que se trata de un proyecto pionero en Castilla y león, innovador y que supera el anterior Plan del Río Tormes y Arroyo del Zurguén

El Ayuntamiento de Salamanca prevé poner en marcha en esta legislatura el Plan de Infraestructura Verde que, tal y como ha destacado el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, se trata de un "proyecto pionero en Castilla y león" y que supera el anterior Plan del Río Tormes y Arroyo del Zurguén.

El objetivo, tal y como ha explicado el alcalde, es poner en marcha "un modelo de ciudad más verde y saludable y que apueste por el Medio Ambiente". Mañueco ha presentado este martes el avance de este proyecto, que persigue aumentar la calidad ambiental y reducir la contaminación así como mejorar la calidad de vida y la salud de los ciudadanos, generar riqueza, crear empleo y aumentar las oportunidades de ocio y turismo de la ciudad.

El plan contempla una treintena de medidas concretas en el ámbito urbano, en el suelo rústico y también para fomentar la educación y la sensibilización ambiental, así como tres itinerarios y la catalogación de 19 elementos patrimoniales, y constituirá "la hoja de ruta para poner en valor las infraestructuras verdes en Salamanca". 

En este sentido, Mañueco ha señalado que el plan define un total de 1.476 hectáreas, que es el área de infraestructura verde de todo el municipio que, según el alcalde, «equivale a 1.466 campos de fúltbol», y que se convertirá en el eje que integrará el área urbana con las zonas verdes de la ciudad. Además, propone facilitar la transición entre el paisaje urbano y el paisaje rural mediante una serie de acciones, como el proyecto EDUSI Tormes+; recorridos escénicos, culturales y naturales; la plantación de arbolado, la creación de espacios verdes o la protección de la fauna.

Una treintena de medidas

Entre las medidas que contempla este plan, en el ámbito urbano se plantea la creación de corredores verdes dentro de la zona urbana que den continuidad a los parques y jardines de la ciudad y conecten el centro y los barrios con los espacios naturales que rodean Salamanca. El objetivo es reducir la contaminación ambiental y acústica por el tráfico existente.

En cuanto a los entornos exteriores, estos ejes estarán configurados por sendas verdes, peatonales y ciclistas, vías pecuarias y fluviales, y ya dentro de la ciudad adoptarán el carácter de paseos arbolados, calles o bulevares. El objetivo, tal y como ha señalado el alcalde es «recuperar la calle para el paseo y la estancia», dando más protagonismo a la vegetación, el agua y el arbolado urbano.

Plantea también la realización de un catálogo de especies vegetales singulares protegidas, señalizándolos con carteles y rutas, así como otras medidas que faciliten la convivencia con la flora y la fauna de la ciudad, entre las que se encuentran la elaboración de una relación de aves, instalación de dormideros de aves en parques periféricos o la colocación de cajas de nidos en los principales parques de la ciudad y los corredores verdes, favoreciendo la diversidad.

Del mismo modo, contempla la instalación de muretes verticales vegetales, la creación de fachadas vegetales en edificios ubicados de forma estratégica, la incorporación del agua como seña de identidad en los espacios públicos, la plantación de árboles en vías con elevado tráfico para reducir la contaminación y el ruido, y la creación de huertos urbanos.

Respecto a los corredores exteriores, con clasificación de suelo rústico, se propone la colocación estratégica de islotes verdes forestales, estudiando previamente soluciones según la tipología de suelo, uso y el tipo. Se ubicarán en suelos de titularidad municipal, aunque se abrirá la posibilidad de llegar a acuerdos con propietarios de suelo rústico. El plan incluye también los suelos rústicos agrícolas, por su alto valor paisajístico y establece un programa de reforestación en las laderas de Los Montalvos, cuenca del Arroyo del Zurguén y paraje de Los Pisones.

En materia de educación y protección medioambiental, el Plan de Infraestructura Verde recoge campañas de sensibilización y actividades educativas destinadas a todas las personas, especialmente a los escolares, tal y como ha subrayado Mañueco.

Del mismo modo, el alcalde ha señalado que este plan plantea la creación de tres itinerarios: uno que a través de sendas peatonales o carriles bici recorrerá museos y edificios de la ciudad y fomentará iniciativas mediante programas temporales; otro, que permitirá disfrutar de elementos singulares de flora y fauna; y un tercero, que dará a conocer los espacios y bienes arqueológicos menos conocidos de la ciudad.

Del mismo modo, este proyecto propiciará, tal y como ha señalado Mañueco, una mayor integración con los municipios del alfoz y con las zonas propuestas por el Plan Regional del Valle del Duero que unen España con Portugal. Además, ha asegurado que esta propuesta «está en consonancia con las medias adoptadas en los últimos años», como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible y Tormes+, estrategia que cuenta con un presupuesto de cerca de 19 millones de euros.

Por último, el alcalde ha recalcado que en los últimos años el Ayuntamiento de Salamanca ha invertido más de 4,5 millones de euros en la mejora de los parques y jardines existentes en la localidad y ha efectuado la plantación de más de 4.500 árboles, de los casi 2.300 son ejemplares nuevos y más de 2.200, reposición de especies perdidas. 




Comentarios
Lo más