Nueva sanción en Salamanca por los elevados ruidos de los ladridos de un perro

Lugar en el que sucedieron los hechos
Nueva sanción en Salamanca por los elevados ruidos de los ladridos de un perro

El Ayuntamiento ha multado con 300 euros al dueño de un perro de un edificio de la plaza Fuente Clara por superar en 16,8 decibelios los niveles máximos admisibles de ruido

Nueva multa en Salamanca por la intensidad de los ladridos de un perro. En esta ocasión, según recoge el Boletín Oficial del Estado, ha sido de 300 euros al dueño de una mascota, C.S.G., después de la denuncia de los vecinos de un edificio sito en la plaza Fuente Clara.

En concreto, los ladridos superaron en 16,8 decibelios los niveles máximos admisibles de ruido, circunstancia considerada como muy grave contemplada en la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones.

Esta infracción, aunque podría ser sancionada con multa de hasta tres mil euros, ha sido penada con una décima parte en ausencia de situaciones de reincidencia u otras agravantes de su responsabilidad, algo que no se apreció en el inicio del expediente sancionador, después de que un equipo de la Policía Local fuera a medir el ruido el pasado 11 de octubre de madrugada. 

Esta sanción llega después de que una mujer, V.S.G., de la calle Petunias, también fuera sancionada por los mismos hechos hasta en tres ocasiones durante el año pasado. 

Comentarios