Los salmantinos acuden con sus mascotas al Campo de San Francisco para la tradicional bendición de San Antón

Los salmantinos acuden con sus mascotas al Campo de San Francisco para la tradicional bendición de San Antón

Al menos un centenar de personas ha acudido a esta cita para que sus mascotas tengan salud para este año

Como cada 17 de enero, el Campo de San Francisco se ha convertido en un zoológico a pequeña escala. Un centenar de personas ha acudido con sus mascotas para que recibieran la bendición de San Antón y puedan disfrutar de un año de salud.

Al igual que en otros años, los perros han sido los animales que más se han dejado ver y han ocupado casi la totalidad de las mascotas. En una cifra muy inferior han estado los gatos y en apenas unas unidades las tortugas y los loros.

Bendecir a los animales domésticos es una tradición que se remonta al inicio de la etapa colonial, impulsada por los frailes franciscanos. Esta tradición se celebra cada 17 de enero para recordar el equilibrio que debe existir entre el hombre y la naturaleza, en este caso específico con los animales.

Según sus biógrafos, San Antonio Abad, en medio de la vida austera que llevó, pudo descubrir la sabiduría y el amor divinos a través de observar a la naturaleza. De esa revelación, adquirió la costumbre de bendecir a los animales y a las plantas. Entonces, a partir de su muerte, Abad fue invocado como protector de los animales domésticos.

La tradición traída por los franciscanos se extendió por toda España y es así como cada 17 de enero los fieles se dirigen a la iglesia con su animal preferido para que sea bendecido. Los animales son adornados con listones y flores o con alguna indumentaria que su dueño considera propia para recibir la bendición.

Comentarios
Lo más