ROBLEDA

Nuevo vehículo autobomba para extinción de incendios en la base de Robleda

Nuevo vehículo autobomba para extinción de incendios en la base de Robleda

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha adquirido dos nuevos vehículos autobomba para la extinción de incendios forestales que irán destinados a los Servicios Territoriales de Salamanca y Zamora, concretamente a las bases de Robleda y Villardeciervos respectivamente, y cuya entrega se ha efectuado este miércoles. El consejero ha destacado la cooperación transfronteriza en la que se enmarca la financiación para la incorporación de estos vehículos

El coste de los dos nuevos vehículos autobomba ascendió a 359.515 euros y ha sido financiado en un 75 % a través del programa de cooperación INTERREG V-A España – Portugal (POCTEP), con cargo a los fondos FEDER, para el proyecto ‘Cooperación Transfronteriza para asistencia recíproca interregional en emergencias y riesgos transfronterizos’ (ARIEM PLUS), que contempla actuaciones en la zona fronteriza de España y Portugal en materia de incendios forestales.

Castilla y León y Portugal mantienen una colaboración muy estrecha, tal y como pone de manifiesto el elevado número de intervenciones realizadas el pasado año 2017 en el país vecino, ya que hasta un total de 46 veces ha actuado el operativo de extinción de la Comunidad en apoyo a los medios de extinción portugueses en el país vecino. Por su parte, los medios portugueses han colaborado en incendios de Castilla y León en dos ocasiones.

Los dos camiones autobomba, que ha entregado esta mañana el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, irán destinados a las bases de Robleda en Salamanca y Villardeciervos, en Zamora. Son modelos TGM 13.290 4X4 de MAN, certificado en EURO VI y tracción 4x4, con un depósito de 4.700 litros y 100 litros de espumógeno; y dotados con una bomba centrífuga combinada que permite lanzar agua en alta y en baja presión.

Los vehículos presentan además sistema antivuelco, formado por barras antivuelco instaladas en el exterior de la cabina del vehículo; sistema de autoprotección, formado por dos circuitos independientes de rociadores con accionamiento independiente, uno para la parte baja del vehículo y otro para la parte superior del mismo; armario para mangotes en la parte baja; dos salidas de bomba en alta presión en la parte frontal del vehículo a un metro aproximado de altura, una a cada lado del vehículo; sistema de inyección de espuma automático, controlado por un microprocesador para la dosificación de espumógeno con inyección del producto en la línea de agua; y, a diferencia de los vehículos adquiridos en 2016, estos cuentan con tubo de escape elevado, lo cual supone una mejora al incrementar las prestaciones todo terreno del vehículo.


Comentarios
Lo más