FRAUDES AL SEGURO

Los fraudes al seguro disminuyen a título particular…

Los fraudes al seguro disminuyen a título particular…

Apenas el 3% de los conductores estafó a su seguro en el pasado 2017. Hombre desempleado de entre 18 y 24 años, el perfil de persona más proclive a engañar

Sorprende conocer que en España no se estafa al seguro a título particular tanto como se piensa. Y es que, según el Cuarto Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos de Línea Directa, sólo el 2,9% de los conductores engañó alguna vez a su compañía de seguros el pasado año (3,5% en Castilla y León), lo que supone hasta un punto porcentual menos que en el 2016.

Otra de las buenas noticias que se recaban en el barómetro es que la proporción de españoles que justifican la estafa al seguro también bajo, pasando del 35% al 26% y confirmando la mejoría observada en los últimos años en ese aspecto. Pero, por el contrario, la proporción de españoles que admiten que cometerían fraude al seguro si tuviesen por seguro que no los descubrirían es del 20% (un 19% en Castilla y León).

Sin embargo, todos estos datos chocan cuando se averigua que España es uno de los países europeos donde menos se defrauda, desmitificando así uno de los grandes clichés nacionales, ‘la picaresca española’. Y es que el mismo estudio recoge que nuestro país se encuentra por debajo de otros como Francia (donde el número de conductores que tratan de cometer fraude al seguro se eleva al 3,9%), Italia (4%) y Reino Unido (4,3%).

Pero que el estereotipo del estafador español continúa presente en la sociedad queda patente cuando se pregunta a los españoles dónde creen que se defrauda más, y es que más de un tercio de los conductores (también en nuestra Comunidad) aseguran que es en España.

Pero los extranjeros vuelven a desmontar cualquier creencia, y es que casi cuatro de cada cinco ciudadanos europeos piensan que el fraude al seguro en sus países es muy similar al español e, incluso, el 25% de los británicos creen que nosotros somos más honestos que ellos.

El perfil del defraudador: hombre de entre 18 y 24 años en paro

El mismo estudio ha determinado que los hombres jóvenes de 18 a 24 años desempleados o con trabajos precarios son los más proclives a engañar a sus aseguradoras. Por género, los hombres cometen más fraude que las mujeres, excusándose en tener más cuidado su vehículo, y afirman categóricamente que no se arrepienten de los fraudes que han cometido.

De igual manera, y según el estudio, las mujeres simulan más lesiones que los varones y estafan a las compañías por la necesidad del dinero, desconociendo además, como reconocen, las consecuencias jurídicas del fraude.

También sorprenden las cantidades demandas por los estafadores ya que casi la quinta parte aseguraron que trataron de obtener de su seguro más de 5.000 euros. Y son los hombres los que protagonizan los fraudes más elevados, siendo el porcentaje hasta cinco veces superior al de las mujeres, que optan por cuantías más pequeñas. 

Comentarios
Lo más