Situada a unos 20 kilómetros de Salamanca en San Pedro de Rozados, se encuentra la dehesa de Barcial donde pasta la ganadería de su mismo nombre.

Con toros de procedencia Vega-Villar, la ganadería Barcial tiene sus raíces en 1910, cuando José Vega empezó a criar vacas de Veragua y sementales de Santa Coloma. En 1914, pasó a los hermanos Villar. Uno de ellos, Francisco, vendió su parte a Arturo Sánchez Cobaledad en 1928. A la muerte del comprador, en 1942, la ganadería pasó a manos de sus tres hijos. 

En 1950, se dividió y uno de los lotes correspondió a Jesús Sánchez Cobaleda, fallecido en 1960. En ese momento, los herederos se hicieron cargo de la finca Barcial, que posteriormente pasó a ser propiedad de Arturo Cobaleda.

El toro de Barcial es un toro único y diferente que la familia Cobaleda ha sabido cuidar y mantener durante un siglo. Esta historia de tantos años da como resultado una ganadería que actualmente cuenta con dos fincas: La Matilla (en Beleña) y La Torre (en San Pedro de Rozados).


La divisa de las reses es blanca y negra, mientras que la señal es una punta de espada en la oreja derecha y un hendido en la izquierda.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído