Pedro Gutiérrez ?El Capea?. Torero sí o sí al haber mamado desde ?chico? el bendito mundo de la tauromaquia. Hijo de un grande de Salamanca y el mundo entero en esto de torear conocido en los carteles como ?El Niño de la Capea?, no espera ni mucho menos superar los registros de su progenitor. Maestro total en ?las américas?, en una entrevista concedida a SALAMANCA24HORAS, se muestra deseoso por volver a triunfar en su tierra habiendo superado la decena de años como matador profesional.

- En los corrillos de los aficionados taurinos se habla muchas veces sobre si el torero nace o se hace. Tu caso está bien claro: naciste torero.
- Sí, pero yo creo también que el torero nace y se hace. Uno puede nacer torero pero luego hay que sacrificar muchas cosas para llegar a serlo. Hay que tener la mente clara para ser capaz de poner en juego, aunque es una palabra que a mí tampoco me acaba de gustar, muchas cosas que dejas al lado y que no vas a disfrutar en tu vida como es tu juventud o salir demasiado con los amigos y también está lo que vas a hacer sufrir a tu familia. Para hacerte torero no basta con nacer porque luego tienes que superar muchos obstáculos, mucho entrenamiento, etcétera.

- ¿Cuáles son los recuerdos de tu niñez relacionados con el mundo del toro?
- Todos. Toda mi niñez la recuerdo en el campo rodeado de toros. Me acuerdo cuando montaba a caballo entre el ganado, ver a mi padre tentar, ver luego más tarde a mis amigos Javier Conde y Domingo López Chaves, ver lidiar toros de la ganadería?

- ¿Tuviste siempre claro que tu meta era convertirte torero y así seguir los pasos de tu padre?
- Toda mi niñez la recuerdo relacionada con el mundo del toro. Era difícil no serlo.

- ¿En algún momento te ha podido la presión o sientes una mayor responsabilidad por ser el hijo de un grande como ?El Niño de la Capea??
- Sin querer. El ser hijo de una figura del toreo tan importante como mi padre tiene sus ventajas y sus desventajas. Cuando empiezas en este mundo tienes muchas ventajas porque se te abren infinidad de puertas sin que ni si quiera nadie te haya visto y sin saber si vas a servir para esto. Pero luego la exigencia dentro del ruedo es mucho mayor porque te comparan con esa figura del toreo de la que además se acuerdan solo de sus días buenos y no de aquellas tardes en las que no ha pasado nada. A mí me dicen que mi padre era mejor y no lo discuto, pero mi padre hizo su camino y yo estoy haciendo el mío. Por último, en relación a la pregunta, sí es verdad que eso te pone al público más exigente que con otros toreros.

- Es difícil superar su registro.
- Personalmente yo no los quiero superar. Yo estoy haciendo mi camino que no digo que sea ni mejor, ni peor, ni más fácil. Es uno distinto que hago lo mejor que puedo.

- A tu padre lo definían como un torero valeroso, mandón y gran muletero. ¿Cuáles son tus mejores cualidades como matador? ¿Has cogido algo de él?
- Yo creo que eso es mejor siempre preguntárselo a aficionados o a los profesionales. Nunca me ha gustado hablar de mí. Lo que sí puedo decir es que el apoyo de la afición y de los amigos, tanto en las tardes como en los tentaderos, te hacen sentirte y ser mejor cada día.

- Has cumplido este 2014 diez años como matador de toros desde que tomaras la alternativa en Málaga con Javier Conde y El Juli, ¿qué balance haces de tu trayectoria?
- Estos diez años la verdad es que se han ido como un suspiro. Ha habido momentos muy bonitos y momentos muy duros y muy difíciles. La alternativa, la confirmación en La México de manos de mi padre tan emocionante aunque luego la corrida no sirvió  fueron días muy especiales. También el mano a mano con Eduardo Gallo en Salamanca o el día con José Tomás también en Salamanca. La oreja que corté en Madrid, el triunfo con los toros en Málaga de Nazario Ibáñez, tardes en México? Los momentos más duros los toreros los sufrimos en casa y en silencio cuando se te cierren puertas.

- ¿Te quedas con alguna tarde en especial de la temporada pasada?
- La temporada pasada hubo dos o tres tardes muy especiales. La de Madrid fue una tarde muy importante. Ese día mi segundo toro, más que el primero, me hizo sentir cosas muy especiales interiormente a pesar de no cortar las dos orejas que todos los toreros anhelamos cortar en esa plaza. Fue muy importante también la corrida en Albacete porque se acercó mi toreo hacia donde yo quiero y sobre todo la de Vitigudino cuando me encerré con seis Vitorinos. El que quiera que lo intente porque no es fácil además cortando siete orejas. Aunque los números siempre son fríos y lo mejor fue las sensaciones que me dejó habiendo estado siempre por encima de las circunstancias. Además era mi única tarde en la provincia al haberme quedado fuera de la Feria de Salamanca y tenía que demostrar a mucha gente y a mí mismo muchas cosas y gracias a Dios también fue una tarde muy especial.  

- Toreas la mayoría de tus tardes en América, ¿te sientes infravalorado en tu tierra?
- No sé si llamarlo infravalorado. Eso es lo que nos pasa a los artistas, que creemos que nunca se nos valora lo suficiente. No hay que culpar a nadie porque hay días que no he estado como debía, días en que la gente no me ha querido ver? Pero así es esto. En América sí que es cierto que se me ha valorado más y se me han abierto más puertas toreando más y en mejores carteles y en mejores plazas. Estoy seguro que aquí en España, aunque me va a costar, lo voy a conseguir. Si no estuviera convencido de ello, ¿de qué valdría entrenar todos los días y sacrificarme?

- Supongo que estarás con ganas de volver a triunfar en La Glorieta. ¿Harás lo posible por poder formar parte de algún cartel en la feria que está por venir?
- Es algo con lo que sueño. Además en la última tarde que pude torear en Salamanca, que fue en 2013, me llevé los premios a la mejor estocada y al mejor toreo de capote. Eso es porque se supone que has hecho cosas destacadas en la feria. Cuando al año siguiente no contaron conmigo me dolió muchísimo. Si digo lo contrario, miento. Estuve unos días en casa que no quería saber nada de toros y nada de nadie pero son cosas que nos pasan y que tenemos que superar y por fortuna tuve la tarde en Vitigudino para demostrar que uno sigue aquí.

- ¿Hay confirmadas actuaciones en España?
- De momento el 14 de marzo en Fitero y otras fechas que se pueden cerrar aunque como no lo están al 100% prefiero no decir nada.

- Este año podrías contar con nuevo apoderamiento tras la ruptura profesional con Eventauro a finales del año pasado. ¿Cuáles son los nuevos objetivos que buscas?
- Si aparece alguien para apoderarme deseo que sea alguien serio y que tenga ilusión en esto de los toros. Que crea en mí. De todos modos, si no aparece él estaré solo y tampoco pasa nada porque también te puedes abrir camino aunque sí me gustaría que apareciera alguien.

- ¿Qué le aporta a un torero estar ligado a una tierra como Salamanca, cuna de grandes toreros?
- Siempre responsabilidad. Lo que hicieron el maestro Viti, Robles o mi padre, que son la mayor referencia que tiene Salamanca, no es fácil. Ellos consiguieron triunfos por todo el mundo pero también es un orgullo. Muchas veces me dicen ?¿cómo no vas a ser buen torero si eres de Salamanca de donde es Viti Robles y Capea?? Son piropos bonitos que cuando te los dicen te enorgullece.

- Después de tu periplo como matador, ¿Qué cabe en la relación de El Capea con el mundo del toro en un futuro? ¿Ganadero de bravo?
- Sí. Aunque dejar de torear es algo que no me planteo porque me siento joven y con ilusión en lo que yo creo que es la profesión más bonita que hay. Cuando me falte eso sí que me gustaría estar vinculado al mundo del toro como ganadero aunque ya la llevo con mi padre los ratos que tengo y que puedo. Es algo que me apasiona.

- ¿Te sientes con fuerza para seguir por lo menos otros diez años más en los ruedos?
- Mañana no lo sé, pero a día de hoy sí.

- Más cuando en el Museo Taurino se guarda un rincón especial para ti por ser parte de la historia del toreo en Salamanca.
- Tengo un cuadro que me lo pintó José Luis Rodríguez Posadas en Peñafiel. No sabía que venía para el museo y cuando lo supe me hizo mucha ilusión por eso mismo que dices: ser parte de la historia y espero que esa historia se agrande mucho más.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído