Dos de ‘Castillejo’ y Damián Castaño, protagonistas en Villoria

Excelente condición y fondo de los pupilos de la divisa salmantina, Castillejo de Huebra

Dos de ‘Castillejo’ y Damián Castaño, protagonistas en Villoria
Dos de ‘Castillejo’ y Damián Castaño, protagonistas en Villoria

Con los tendidos prácticamente llenos, cumpliendo todas las medidas de seguridad daba comienzo la primera corrida de toros celebrada en la provincia, y en Castilla y León. Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas de COVID.

Corrida Villoria (3)


El primero de Castillejo de Huebra, armónico y muy bonito de hechuras, ya dejó sello de su excelente condición en el capote. Derrochó clase, embistiendo con mucha suavidad y obedeciendo muy bien al toque por abajo, de la franela de Javier Castaño, que recientemente ha celebrado su vigésimo cumpleaños como matador de toros.

Destacable fue la actuación en banderillas de João Ferreira y Arturo Martín. El mayor de los Castaño falló una importante faena con los aceros. Su segundo oponente, más serio y frío de salida hizo que Javier planteara una obra más técnica ante el toro más deslucido de la tarde, al que le costó entregarse, y al que le fue concedida una vuelta al ruedo cuestionable, frente a la excelente condición de sus hermanos. Aun así, permitió sacar algún muletazo con gusto al diestro que paseó una oreja.

Corrida Villoria (8)


El segundo en pisar el albero del coso de La Vega fue otro bonito toro, el mejor de la tarde, al que Damián Castaño recibió con una larga cambiada, y toreó a la verónica muy templado, sacando a su oponente hacia los medios. El picador Juan Charcos midió muy bien en el caballo al burel.

El pupilo de María José Majeroni mostró calidad desde sus inicios, desarrollando un importante juego que otorgó un trofeo a Damián Castaño en una faena en la que el salmantino tiró de raza, y selló con una templada labor. El último en salir al ruedo fue el más peligroso de los cuatro astados, con el que el pequeño de los Castaño sorteó varios parones.

Corrida Villoria (11)


Damián optó por las cercanías para ejecutar una obra enrazada y valiente, poniendo en pie a la afición. A grito de “va por ustedes” dejó una excelente estocada en todo lo alto que a punto estuvo de concederle la puerta grande.

Fotos: Tomás Quifes

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído