David Salvador sale a hombros en Tamames

El novillero cuajó una buena tarde cortando una oreja a cada novillo. Colombo cortó una y Marcos dio una vuelta al ruedo 

0 Comentarios

La plaza portátil de Tamames se llenó de público para presenciar la novillada con picadores de la ganadería de La Glorieta, nobles todos ellos salvo el sexto y dispares en cuanto al juego. El novillero David Salvador, de La Fuente de San Esteban, obtuvo un trofeo de cada uno de sus novillos, dando una gran dimensión ante el sexto, frente al que estuvo muy por encima. 

Con el primero destacó su disposición y entrega ante un novillo que se fue quedando corto, sobre todo por el pitón izquierdo. Culminó su faena con unas bernadinas arriesgadas dada la condición del novillo. Mucho gusto en todo lo que hizo Salvador, que tras matar de estocada cortó la primer oreja.

Lo mejor de la tarde llegó en el sexto, que fue más toro que novillo, muy hondo. David supo sacar lo mejor de él, y estuvo toda su labor muy por encima desde el saludo con el capote, dejando unas verónicas vibrantes que despertaron a los repletos tendidos puchereros. Inició a dos manos con la muleta, combinando ayudados con trincherazos. Bello trazo al natural, esperando los tiempos justos, recogiendo la muleta y con torería volviendo a la cara del novillo, que reponía, pero no se arrugó Salvador, que estuvo muy encajado y demostrando una paciencia fundamental. Con los deberes hechos con nota, llegó la pena del pinchazo. Pero la segunda fue una gran estocada, y muy efectiva, que le dio la segunda oreja saliendo así a hombros.

Jesús Enrique Colombo, el novillero que tomará la alternativa en dos semanas con un cartel de lujo en Zaragoza (Ponce y Cayetano con J.Pedro Domecq), no se acopló al primer novillo de la tarde, que se quedó corto pero tuvo calidad. Puso voluntad el venezolano pero su labor no llegó a romper en la muleta y recibiría una ovación en el tercio.

Al cuarto de la tarde le cortó una oreja, un novillo que avisó con colarse en varias ocasiones, a pesar de eso Colombo puso la fuerza para torear las embestidas de ‘Bonito’, que cada vez se fue poniendo más brusco. Una estocada casi entera hizo que Colombo paseara un trofeo.

‘Rector’ si, ‘Rector’, así se llamó el segundo toro de La Glorieta, porque los ganaderos sí se acuerdan de la Universidad. Le tocó en suerte a Marcos, que brindó su novillo a Paqui, de Traguntía. Lo mejor de la faena de Marcos llegó cuando se impuso y pudo extraer a cuenta gotas los muletazos a un novillo que poco a poco fue diciendo que no. El fallo con la espada le impidió tocar pelo.

Al quinto lo recibió con una larga cambiada de rodillas, un novillo al que sujetó muy bien el picador Alberto Sandoval, estando a punto de ser derribado. De rodillas, pero esta vez con la muleta, inició Marcos una faena en la que sobresalieron la actitud y ganas. ‘Zamarrillo’ tuvo recorrido, calidad y fue muy noble, Marcos templó bien las embestidas y disfrutó con las dos manos, sobre todo en el tramo final de su labor. Erró de nuevo con los aceros y dio una vuelta al ruedo.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído