Primer parte médico oficial sobre el estado del torero Saúl Jiménez Fortes, ingresado en el hospital Clínico de Salamanca tras sufrir una cornada en el cuello durante el festejo que tuvo lugar en la tarde del domingo en Vitigudino. "Ha faltado un milímetro para lo peor", afirman los facultativos.

Y es que el pitón entró por el cuello pero llegó hasta la base del cráneo, partiendo el paladar por detrás de los ojos y afectando también a las fosas nasales. Tras una operación muy complicada de cuatro horas, los médicos son cautos sobre la evolución del torero. De momento permanecerá al menos veinticuatro horas sedado e intubado, con una traqueotomía hecha. 

La fuerte cornada se produjo en el momento de recibir al toro, de la ganadería de Orive, que arrinconó al matador malagueño contra las tablas y allí lo prendió por la parte izquierda del cuello, el lado contrario al de la lesión sufrida en Madrid el pasado mes de mayo. Entonces logró recuperarse en un tiempo record para reaparecer el pasado 8 de julio en Pamplona. Incluso había actuado el sábado en Guijuelo, donde salió a hombros junto al salmantino Damián Castaño.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído