GALERÍA | Arrebato de clasicismo en la ganadería salmantina "El Pilar"

La preparación de los toreros se intensifica en estos días en la dehesa salmantina. Esta vez el sello lo puso la casa 'El Pilar' con seis vacas que se prestaron a redondear faenas cargadas de puro sentimiento

GALERÍA | Arrebato de clasicismo en la ganadería salmantina "El Pilar"
GALERÍA | Arrebato de clasicismo en la ganadería salmantina "El Pilar"

Llegada la primavera y con ella el buen tiempo se intensifican los tentaderos. En una temporada normal algunas de las plazas de primera estarían a punto de dar el pistoletazo de salida a sus respectivas ferias, donde figuras y toreros revelación compondrían los carteles de las mismas. Pero los tiempos marcan la actualidad y en esta atípica temporada, a falta de ferias donde poder lucir el traje de luces, los toreros se enfundan el traje corto y se dan cita junto a los ganaderos en las respectivas plazas de tientas que albergan el campo charro. Esta vez ha sido la legendaria ganadería ‘El Pilar’ la que ha dado cita a tres matadores de toros: Juan Carlos Venegas, Alberto López Simón y Alejandro Marcos.

Una terna de máxima expectación, tres conceptos dispares con una personalidad muy marcada. Juventud y madurez no tienen porque ser dos características reñidas. Y en este caso ha sido así.

Juan Carlos Venegas, el primero en actuar, protagonizó en el albero dos sobrias y templadas actuaciones, bien planteadas desde el inicio. Estuvo muy acertado y firme ante las dos vacas que le tocaron en suerte, a las que le costó entregarse, pero su sabia labor hizo que ambas se rindieran y entraran finalmente en la canasta del giennense.



Tentadero El Pilar (5)


Destacable la actuación de López Simón con un bello manojo de verónicas en las que pudo gustarse ante sus dos vacas. Con su primera hubo derroche de talento y clase por parte de ambos. Un binomio que supo entenderse a la perfección. El madrileño guió a su oponente en una actuación que estuvo protagonizada en todo momento por la suavidad de su franela. Importante fue su segunda vaca, que le obligó a estar muy encima en todo momento, llevándola muy tapada para impedir su huida.

Tentadero El Pilar (69)


El clasicismo del salmantino Alejandro Marcos no tardó en hacerse presente. Algo se presagiaba ya en sus lances al aire antes de entrar en faena. El torero de la Fuente de San Esteban desplegó su exquisito concepto del toreo ante su lote, dejando detalles muy artísticos. Rememoración al toreo añejo. 

Tentadero El Pilar (86)


La excelente clase de algunas de las vacas también animó al ganadero Moisés Fraile a coger los trastos de torear y lanzarse al ruedo, comprobando él mismo el fondo de una de sus pupilas.

Tentadero El Pilar (51)


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído