El Juli hace el paseíllo en La Glorieta en el día más esperado de la Feria: “Salamanca es una plaza exigente porque hay muchos profesionales”

El maestro Julián López ‘El Juli’ regresa un año más a La Glorieta, por partida doble, con 23 años de alternativa y con la experiencia de más de 1.800 corridas de toros toreadas

Julián López 'El Juli' triunfando en La Glorieta | FOTOS: José Javier Juanes
Julián López 'El Juli' triunfando en La Glorieta | FOTOS: José Javier Juanes

Las figuras del toreo, a parte de ser un icono para la sociedad, han sido un pilar fundamental para engrandecer la fiesta de los toros, una tradición milenaria. Echando la vista al pasado han sido muchos los toreros que han llegado a consolidarse como figura. Hoy día alcanzar esta meta es mucho más complicado, pero si alguien ha llegado y se ha mantenido en figura desde los inicios ese es Julián López ‘El Juli’.

El maestro Julián es un torero de presencia obligada en todas las ferias de España y América, todo el mundo quiere verlo. En este sentido Salamanca es una plaza con suerte porque el madrileño lleva pisando el ruedo de La Glorieta desde novillero. La afición salmantina le ha visto crecer, ha sido conocedora de su evolución y su poderío delante de los astados. Siempre ha deleitado con su mejor versión. Por eso, ni siquiera este año la pandemia ha impedido el doblete de Julián en tierras charras.

SALAMANCA24HORAS ha hablado con el diestro madrileño (J. L) para recordar sus inicios en La Glorieta, su evolución, su comparecencia en la feria y su visión sobre el futuro de la fiesta.

Julián López   El Juli (1)
 

Son ya muchos años de alternativa, y muchos años toreando. Me gustaría, si es posible, que echáramos la vista atrás: ¿cuándo fue la primera vez que toreaste aquí en Salamanca, fue de novillero o ya de matador?

J. L: La primera vez fue de novillero, el día antes de torear seis novillos en Madrid, ya muy cerca de mi alternativa. Tengo muy buen recuerdo porque le pude cortar dos orejas al segundo novillo y salir a hombros.

Desde entonces la mayoría de los años has estado presente en la Feria de Salamanca. Las fechas de esta feria son hacia finales de temporada, en septiembre, donde ya pesan las tardes imagino Julián. Este tipo de ferias ¿son más complicadas por eso?

J. L: Pesan dependiendo de tu estado de ánimo y también del desarrollo de la temporada. Es una plaza que es exigente porque es una zona donde hay muchos profesionales, muchos ganaderos y muchos buenos aficionados que te exigen estar al máximo nivel. Es una fecha también donde se torea bastante y si tienes suerte de ir con una buena racha de triunfos y una buena moral se asume con gusto porque es una plaza que tiene mucha categoría y a los toreros nos gusta estar en este tipo de plazas.

Qué significa Salamanca, esta feria, para Julián López ‘El Juli’

J. L: Es una de las ferias clave de finales de temporada donde como plaza, feria y ciudad se une el plus de presentarte ante tanto profesional, ganadero y tan buen aficionado. Eso hace que uno quiera mostrar lo mejor de uno mismo.

Julián López   El Juli (2)
 

Ahora en septiembre se cumplen tus 23 años de alternativa. Cuando la tomaste eran un niño de 16 años. Echando la vista atrás ¿qué se siente?… Porque has llegado muy lejos… Eres una de las máximas figuras del toreo, referente de muchos toreros jóvenes y el ídolo de muchos aficionados…

J. L: He tenido la oportunidad de vivir todas las partes que están en el mundo del toro y gracias a dios, la grandeza de poder conseguir lo que quiero y poder estar en el lugar privilegiado que ocupo. Y lógicamente con todo lo que conlleva eso que también tiene sus partes duras y sus partes negativas como son los fracasos y la responsabilidad, la presión, las cornadas. Ha sido una vida plena donde he acertado muchas veces y donde me he equivocado también. Todas las he vivido con honestidad, con amor a mi profesión, con una lealtad absoluta hacia la tauromaquia. En ese aspecto me siento feliz por poder vivir y sentir lo que es mi vocación y mi pasión que es torear.

Después de tantos años en activo, te sigues manteniendo como principal figura, saliendo cada día a ganar, indultando toros y desde fuera lo que se ve es que no te gusta perder la partida nunca, se nota esa misma hambre de triunfo, de cuando uno empieza… A estas alturas ¿ronda ya el momento de la retirada o tendremos la suerte de seguir disfrutando de ‘El Juli’ mucho más tiempo?

J. L: Mi carrera está en un momento en el que no le queda mucho. Es obvio que el escalafón se tiene que ir renovando, están llegando toreros, figuras de mucho interés, y lógicamente yo tengo el desgaste de tantos años y de tantas corridas. La retirada vendrá en su momento, no es algo que me obsesione, pero sí soy consciente de que un día se acabará. Es algo que tengo que convivir con ello.

Julián López   El Juli (4)
 

Por curiosidad, ¿cuántas corridas de toros llevas toreadas?

J. L: Entorno a las 1.800 corridas.

Centrándonos ya en esta feria, en ese 12 de septiembre… cartel de lujo, el que más expectación está desatando entre la afición salmantina. Toros de Galache… la empresa en la presentación de los carteles dijo que hacías una gesta toreando esta ganadería, ¿cómo ha surgido el torear los astados de Paco Galache?

J. L: No toreo la corrida de Galache por hacer una gesta, la toreo porque confío y creo que es una ganadería que tiene unas virtudes para el toreo muy importantes y que puedo tener oportunidad de realizar mi tauromaquia y de realizar lo que el público espera de mí.

No la toreo por la demagogia de torear una corrida que en los últimos años no estábamos toreando, sino porque por la experiencia que he tenido creo que es una ganadería especial que tiene unas virtudes importantes para hacer el toreo. Tengo mucha ilusión de poder encontrarme con ese toro de Galache que te permita torear como uno siente.

Se comenta que ha sido una propuesta que han elegido entre los toreros que estáis acartelados…

J. L: Como cualquier contratación ha surgido así y todos estamos ilusionados. Por diversas circunstancias es una ganadería que a lo mejor no estaba acartelada en las ferias pero que ha sido una de las ganaderías más importantes de la historia, con la que todas las figuras del toreo han triunfado. En mi caso particular, el año pasado tuvimos una experiencia muy bonita en Ciudad Rodrigo porque toreamos un festival donde nos impactó la forma de embestir y nos gustó mucho y confiamos en que fuera a ser un espectáculo bonito.

En el cartel Morante y Alejandro Marcos…

J. L: Es un cartel muy rematado. Morante lógicamente es una gran figura, un torero distinto, un torero especial, y Alejandro es un torero joven, con todas las condiciones para poder escalar sitios en el escalafón. La verdad que tiene los componentes claves para un cartel, la competencia de las figuras consolidada con los toreros nuevos que es un atractivo para el público y con una gran corrida de toros. En el mundo del toro al final la última palabra está en la plaza, pero a priori tiene todas las connotaciones para ser una bonita tarde de toros.

Julián López   El Juli (5)
 

No solo una, dos tardes son las que vas a estar presente. La segunda tarde anunciado con toros de Garcigrande. Son ocho años consecutivos los que llevas viniendo a Salamanca con esta ganadería. Eres además el torero que mejor la conoce, muchos indultos y muchos toros cuajados, ¿cuál ha sido el motivo de repetir dos tardes en Salamanca, ha tenido algo que ver la ganadería?

J. L: Ha entrado en la contratación, no estoy muy al tanto de cómo van las connotaciones, pero cuando el apoderado me dijo la posibilidad de torear esas dos tardes, estuve encantado. Siempre es una responsabilidad añadida, pero también es una ilusión y la oportunidad de poder estar otra tarde en esta gran plaza.

La fiesta de los toros lleva un tiempo bastante perjudicada, ¿por qué? ¿cuáles son los factores que más están poniendo trabas para que se desarrolle este arte?

J. L: El sector político está utilizando la tauromaquia un poco como arma arrojadiza entre todos los partidos y ahí nos hemos visto inmersos en una batalla que no es la nuestra. El toreo no es política, el toreo no tiene ideologías sociales en los aspectos de los que se están hablando. El toreo es una cultura, es una tradición del pueblo donde el pueblo tiene que decidir, no el gusto o el capricho de los políticos.

En ese aspecto estamos viviendo un momento complicado, de mucha incertidumbre como también se está trasmitiendo y trasladando a otros sectores en el país. Espero que el tiempo nos estabilice como país y como sociedad a ser en las cosas buenas como éramos, mejorar en las malas, pero en ese aspecto creo que estamos viviendo un momento complicado como sociedad.

Finalmente, ¿qué momento estás atravesando? ¿cómo se encuentra Julián López ‘El Juli’ en esta temporada tan atípica?

J. L: Son temporadas extrañas, en las que estamos toreando en circunstancias que nunca pensábamos que íbamos a torear, pero estamos sensibilizados y responsabilizados con la profesión. Te podría decir que hoy en día la mayoría de las corridas que toreo es más por beneficiar a la fiesta o a distintas empresas o plazas que les hace falta que nosotros demos el paso que por el interés personal. Son circunstancias especiales.

 Y como artista este es un momento bonito porque en cierto modo me siento más liberado de la presión al haber muchísimos más toreros, muchas más figuras, entonces la presión y la responsabilidad se reparte más. Liberarte de esa presión hace que te puedas desarrollar mucho más como artista. En ese camino ando siempre buscando lo que verdaderamente me llena que es el torear como siento y expresarme como soy y luego trasmitirlo al público.

Julián López   El Juli (8)
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído