Fernando Adrián y Gonzalo Caballero, el primero a las maneras ya hechas; el segundo al valor y la bisoñez de un debutante, han cortado una oreja en el arranque de la Feria de Abril. La novillada de Fuente Ymbro que abrió ciclo, ofreció un gran novillo, el quinto, dentro de un conjunto desigual. Voluntad de Javier Jiménez, informa mundotoro.com

Adrián cortó la oreja del gran quinto. El novillero logró momentos muy interesantes toreando al natural y luciendo en la distancia al bravo y a más ejemplar de Fuente Ymbro. El madrileño acertó en la primera parte, dando mucho sitio. Sin embargo, alternó fases en la corta distancia y ahí el utrero protestó. El final, de nuevo más en largo, volvió a lucir el torero en estéticos adornos. Faena interesante aunque con ciertas intermitencias. Mató de estocada efectiva. El público pidió con exceso la segunda oreja y bien pudo pedir también la vuelta al ruedo para el novillo. Antes fue silenciado con el segundo, que ofreció más genio que raza en la muleta. Adrián logró algún momento estimable al principio de faena pero no terminó de encontrar el acople necesario con el desclasado animal. La movilidad del utrero pudo confundir a un sector del público, que le aplaudió al arrastre.

El debutante Gonzalo Caballero había cortado, en el tercer novillo, la primera oreja de la Feria. El joven espada sorprendió al público por su actitud y su valor ciego. Mostró tanto bisoñez como hambre y ganas de querer ser. Lidió un novillo interesante de Fuente Ymbro, que acudió con prontitud y ofreció más opciones en sus embestidas que los anteriores. Caballero muleteó con variedad, haciendo muchas cosas y llegó a sufrir tres volteretas. Su buena estocada más su buena impresión en el tendido le valieron una oreja. Cerró tarde un novillo con mucha movilidad -más que clase- que hizo mostrar de nuevo las ganas y el escaso oficio de Gonzalo Caballero. Ya en el saludo capotero, en los medios, estuvo a punto de sufrir un grave percance. El animal se le arrancó y Caballero no acertó a escaparse. Por suerte el novillo pasó por encima sin hacer presa. En el inicio de faena el utrero clavó pitones y pudo hacerse daño. A pesar de ello se repuso y en sus arrancadas hizo pasar algún apuro al hoy debutante. Empeño de Caballero, que mantuvo su esfuerzo tratando de lograr repercusión.

Javier Jiménez vio reconocida su valerosa actuación ante el complicado cuarto con una ovación. Fue un animal difícil en los primeros tercios y que llegó a la muleta con mucho peligro. Tendió a echar la cara arriba, defendiéndose en todo momento. Frente a esto, Jiménez apostó por jugársela. Con sensatez y sabiendo del peligro de una posible cornada, trató de gustar. En su empeño el novillo se le coló y le prendió de fea manera. Buena actitud y buena estocada final. El primer novillo de la Feria de Abril 2012 apenas sí dio opciones a Javier Jiménez. El espada de Espartinas mostró firmeza y buena disposición frente a un animal tendente a meterse por dentro. Jiménez se apoyó en el pitón izquierdo -el menos malo del utrero- y por ahí toreó con transmisión por momentos. Aguantó incluso dos coladas en las que quedó a la merced del novillo. Destacó el final de faena, algo larga, pero mató mal y fue silenciado. Molestó el viento durante su labor.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído