Triunfan Pérez Pinto y Antonio Grande en la clase práctica de la escuela taurina

 Triunfan Pérez Pinto y Antonio Grande en la clase práctica de la escuela taurina
Triunfan Pérez Pinto y Antonio Grande en la clase práctica de la escuela taurina

Si en el día de ayer la Plaza de Toros de La Glorieta abrió sus puertas para acoger un tentadero público gratuito, en la tarde de este jueves ha vuelto a hacer lo propio de la misma manera para que los aficionados acudieran al coso sin rascarse el bolsillo. Esta vez, para presenciar una clase práctica con seis novillos de la ganadería salmantina de Esteban Isidro. 

Pisan el albero charro alumnos de la Escuela Taurina de Salamanca, en concreto Juan Antonio Pérez Pinto, Antonio Grande, David Salvador, Raúl Montero, Alejandro Mora y Antonio Catalán ?Toñete?. Es el último festejo antes de que tenga lugar la primera de abono celebrándose una novillada.

PRIMER NOVILLO: DOS OREJAS PARA JUAN ANTONIO PÉREZ PINTO

No han tardado llegar los oles y los aplausos a La Glorieta. Las ganas de los jóvenes promesas del toreo quizá pesen más que el buen hacer para muchos de ellos. Pese a su juventud ha quedado patente que hay toros para rato. Así lo ha demostrado, por ejemplo, Juan Antonio Pérez Pinto. No se complicó con el capote y con la muleta tuvo al de Esteban Isidro donde quería, lo que no quitó que en los instantes finales se llevase algún susto. Tardó en colocar al astado, aunque no fue acusado, y el animal cayó como un trapo. Pañuelos en la grada y gritos clamando al presidente la petición de dos orejas, a las que finalmente accedió.

SEGUNDO NOVILLO: OVACIÓN PARA ALBERTO ALCALÁ

A puerta gayola fue recibido el segundo de la tarde por Alberto Alcalá, que se lució en los medios durante sus primeros pases. No obstante, siguió la lidia entre silbidos, ya que el novillo se astilló un cuerno al embestir contra uno de los burladeros. El pitón quedó prácticamente colgando de la cara del novillo pero la faena continuó y por desgracia no permitió lucirse al joven lo que quisiera. Aún así, sonó la música y tras un pequeño revolcón acabó toreando sin manoletinas. Su falta de acierto a la hora de entrar a matar, fue avisado una vez y realizó varios intentos, le privó de cualquier premio. Pero gran ovación del público.

TERCER NOVILLO: DOS OREJAS PARA ANTONIO GRANDE

La elegancia de Antonio Grande con el capote arrancó los primeros olés y los primeros aplausos en la lidia del tercer novillo de la ganadería de Esteban Isidro. Se atrevió por chicuelinas, demostrando su arte, y se hizo grande también con la muleta toreando muy seguro al castaño, obteniendo palmas y pasodoble como primer reconocimiento a su labor en el ruedo. Y eso que el astado se olvidaba del engaño en algún que otro momento, hasta que lo tiró al suelo con violencia, pero por fortuna no fue corneado. Fue avisado una vez por su tardanza a la hora de colocar al novillo para entrar a matar, que aún fallando en la primera intentona mató a la segunda de una estocada. Eso le valió las dos orejas tras una intensa petición para la segunda, que llegó apurada.

CUARTO NOVILLO: OVACIÓN PARA TOÑETE

Muy voluntarioso y con temple comenzó Toñete, toreando sencillo con el capote pero muy seguro. Ya con el capote, rodilla sobre el albero, dio sus primeros pases a un novillo que no tenía reparos en embestir. Sin embargo, lo peor llegó a la hora de dar muerte al animal. Toñete estuvo fallón y recibió tres avisos tras intentar clavar la espada hasta diez veces. Toreó bastante bien, pero la espada le privó de cualquier triunfo más alla del cariño y ovación del público.

QUINTO NOVILLO: PALMAS PARA RAÚL MONTERO

Quiso empezar toreando largo Raúl Montero con su capote a un novillo que bien parecía comportarse como un manso. De hecho, hubo que salir tras él, pues buscaba volver a los toriles, hasta que finalmente se le hizo entrar en la lidia. Con el capote cambió un poco la cosa, aunque sin lucimientos y arrancando tímidos aplausos del respetable. La música, que comenzó a soñar con Chiclanera, no llegó a terminar el pasodoble tras perder la muleta. Punto de inflexión a partir de este momento para el joven, que intentó lucir más y arrimarse mas al toro. Más voluntad todavía de la empleada, que casi le cuesta un disgusto. Al igual que sus predecesores, Montero recibió avisos. Intentó descabellar tras la primera estocada y luego volvió con la espada para dar muerte al animal después de varios intentos. Otro más al que esta suerte le ha privado del premio esta tarde en La Glorieta.

SEXTO NOVILLO: UNA OREJA PARA DAVID SALVADOR

La valentía de David Salvador fue aplaudida incluso antes de que saliera el novillo, que lo esperó mirándolo frente a frente con el capote escondido y demostró su manejo. Con la muleta estuvo a la altura, aunque tardó en hacer sonar a la banda y buscar el aplauso espontáneo del público arriesgando demasiado. Clavó todo el estoque a la primera pero no en el lugar idóneo. Finalmente, y tras un fallo, sí acertó con la espada. Una oreja fue el resultado final y petición de la segunda.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído