El valor de Jesús de la Calzada abre las puertas de La Glorieta

La constancia de Fabio Jiménez y la clase de Daniel Medina también dejaron sello en La Glorieta. Junto a ellos destacó el banderillero Jaime Bermejo con tres importantes pares de banderillas

Jesús de la Calzada a hombros en La Glorieta
Jesús de la Calzada a hombros en La Glorieta

Tras la expectación del desenjaule se dio paso a una clase práctica protagonizada por tres alumnos de la Escuela Taurina de Salamanca: Jesús de la Calzada, Fabio Jiménez y Daniel Medina.

El primero en saltar al albero fue el eral de José Ignacio Charro al que Jesús de la Calzada recibió de espaldas a porta gayola. Con mucho gas salió este primer novillo al que puso dos muy buenos pares de banderillas Jaime Bermejo que se desmonteró entre aplausos.

 De la Calzada protagonizó una faena a base de querer, dejando contundentes series de mano baja por el pitón derecho del astado. Un novillo que destacó por su movilidad, bravura, nobleza y su extremada exigencia. Jesús de la Calzada le puso mucha garra, rematando la faena con ajustadísimas Bernardinas, dejando que el pitón rozase su taleguilla.

 Escalofriante valor que le permitió abrir la puerta grande de La Glorieta.

fabio
 

El segundo en actuar fue Fabio Jiménez ante un eral de Hnos. Mateos menos enclasado que el anterior de Charro. En los inicios Fabio anduvo desconfiado, aunque minutos más tarde supo remontar metiendo en la canasta al pupilo de Hnos. Mateos que se entregó en la muleta del novillero riojano. Este pudo lucirse en La Glorieta quitándose la espinita de su última actuación de luces en el Certamen ‘Destino La Glorieta’. Una vez acoplados dejó rotundas tandas y un sello muy torero que pudo valerle la oreja de no ser por el fallo con los aceros.

Tafalleras fue la carta de presentación de Daniel Medina en el eral de su compañero F. Jiménez. En su turno deleitó a la Verónica con dos expresivas medias y una larga cambiada de rodillas a un rebrincado eral de Hnos. Mateos. En el turno de quites Jesús de la Calzada recibió una voltereta sin aparentes consecuencias. De nuevo un importante par del banderillero Jaime Bermejo.

daniel
 

Antes de comenzar la faena brindó su oponente al diestro Alejandro Marcos. Primó la suavidad en la obra de Medina ante un eral con mucho genio que se defendía en sus acometidas. Daniel estuvo asentado y seguro. Pudo dejar elegantes pases, sello de su concepto clásico. Se fue de vacío por culpa de la espada. Un aviso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído