Villoria disfruta con la juventud y las ganas de los alumnos de la escuela de Salamanca

En esta jornada han participado Saúl Sanz, Manuel Tabernero, Alejandro González, Raquel Martín y Jarocho, además de otros dos alumnos de la escuela quemostraron sus habilidades

 Raquel Martín
Raquel Martín

Abriendo el cartel comenzó el alumno de la escuela Saúl Sanz quien recientemente ha debutado de luces. En el capote tuvo una labor complicada con animal de Gimeno brusco, justo de fuerzas y embistendo en línea recta y sin permitirle lucirle. Tras brindar a sus compañeros, inició con la muleta doblandose, intentando mimar y cuidar a un animal al que no le sobraba la fuerza. Lo toreó con ganas y disposición por ambos pitones, en una faena en la que poco a poco se fue asentando más. Fiel a su concepto, deslucieron los enganchones durante la faena. Pinchó y se tiro con todo posteriormente dejando una estocada entera. Ovación.

En segundo lugar recibió al novillo de Vellosino Manuel Tabernero, quien pudo lucirse con el capote, dejando varias verónicas templadas y candentes, bajándole la mano y conectando rápidamente con el tendido. Novillo con clase, codicia y repetición que se vino a menos en la muleta, quedándose en los tobillos y con mayor dificultad aunque sin maldad. Faena basada en los tiempos y las distancias, por las que Manuel, de uno en uno y sin brusquedad buscó torear profundo por ambos pitones. No terminó de estar agusto con el novillo, tragó y aunque deslucieron los enganchones, logró dejar detalles de su concepto con personalidad y ganas. Estocada tendida y oreja.

En tercer lugar y a porta gayola, recibió Alejandro González al segundo novillo de Gimeno de la tarde. Con valor y solvencia lo recibió en la puerta de chiqueros captando la atención. Cambio el novillo por completo a mejor en la muleta, con mayor clase, prontitud y repetición. Logró firmar buenos pasajes por ambas manos, en una faena llena de profundidad, mano baja y conexión. El novillo lo quería todo por abajo y con entrega y actitud logró muletazos con buen trazo, sutileza, logrando los mejores muletazos hasta el momento. Se quedó muy quieto, tuvo valor y estuvo inteligente. En las cercanías se vino a menos la faena con un novillo a menos también. Final por bernardinas cambiadas vibrantes y estocada arriba tras hacerle guardia la primera espada.

En cuarto lugar hizo presencia Raquel Martín, quien debutaba en público. Ante un novillo distraído de Santiago López Chaves de salida, logró dibujar alguna verónica personal y con gusto, dejando ya su sello en la tarde. Tras un buen tercio de banderillas, comenzó con la muleta por alto, construyendo faena en los medios. Estuvo asentada y con cabeza por ambos pitones, siendo por el izquierdo, el de mayor calidad del novillo, por donde se firmaron los mejores muletazos. Nobleza, fijeza y prontitud fueron algunas de las virtudes del novillo. Con personalidad,, firmeza, gusto y valor firmo una faena ceñida y ajustada, llena de clasicismo, entrega y verticalidad. Sin duda, conectó con los tendidos. Se tiro a matar o morir cayendole la espada baja. Dos orejas como premio a una plaza rendida a la joven.

En quinto lugar salió Jarocho, quien recibió al de Valrubio en el tercio, a pies juntos por delantales con gusto. Se llevó una paliza tras irse el novillo al cuerpo. Puso banderillas donde se ganó la plaza aunque recibió una paliza también. Muy enrazado y en los medios inicio pasándoselo por la espalda. Muy entregado, dispuesto y firme de zapatillas estuvo durante toda la faena por ambos pitones. Novillo con clase, humillación y fijeza al que firmó pasajes muy toreros y con gusto en un concepto clásico y lleno de personalidad. Inteligente, dándole tiempo y asentado estuvo en una faena en la que sin duda se lo dejó todo, con raza y ganas, llevándose una paliza tremenda en numerosas volteretas. Corazón y querer, grandes cualidades las de este joven novillero de la saga Jarocho. Final por manoletinas, pincho y estocada. Dos orejas.

Además otros dos alumnos de la escuela mostraron sus cualidades. Alejandro estuvo con mucha entrega y ganas, haciendo alarde de su concepto clasico y un valor extraordinario. Álvaro, logró varias tandas buscándole las vueltas, aguantando y toreando por ambos pitones con suavidad, gusto y buenas formas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído