El Centro Cultural Hispano-Japonés se transforma en el escenario del teatro ‘Jikabuki’ por un día

El Aula Magna ‘S.M. La Emperatriz Michiko’ acogió ayer una sesión de la versión popular de la conocida disciplina tradicional nipona, cuya celebración fue impulsada por la prefectura de Gifu

 Jikabuki
Jikabuki

El Centro Cultural Hispano-Japonés de la Universidad de Salamanca ha celebrado ayer en su Aula Magna “S.M. La Emperatriz Michiko” la representación de dos piezas de “Jikabuki”, una propuesta impulsada desde la prefectura de Gifu y en la que han colaborado, entre otros, su gobierno local y la asociación de la USAL en Japón. A la función han asistido las vicerrectoras de Docencia, Izaskun Álvarez, y de Investigación y Transferencia, Susana Pérez Santos, así como el vicegobernador de la prefectura, Junichi Godo, y el embajador de Japón en España, Masashi Mizukami.

El “Kabuki” es una de las artes tradicionales de Japón. Surgida hace unos 400 años, consiste en una combinación de interpretación, danza y música en la que la caracterización y la indumentaria juegan un papel clave. Por su parte, el “Jikabuki” es su versión popular, en la que participan ciudadanos aficionados. Mientras que el primero se interpreta por reconocidos actores en las grandes ciudades niponas, el segundo forma parte de la cultura de las zonas rurales y puede disfrutarse en las “shibai-goya”. De los cerca de 200 grupos que permanecen en la actualidad una treintena se concentran en la prefectura de Gifu, por lo que se la considera como la región de “Jikabuki” más destacada del país.

El Cultural Hispano-Japonés acogió la representación de dos obras. La primera, titulada “Heike nyogo no sima (Shunkan)” (Escena de la isla de Kikaigashima), es una obra muy popular que puede considerarse un drama. Mientras que la segunda, “Ebisu Mōde Koi no Tsuribari” (Anzuelo de amor) es una comedia breve que juega con las envidias y el absurdo.

Una estrecha relación de más de dos décadas

La prefectura de Gifu mantiene una importante relación histórica con Salamanca y su universidad desde hace más de 20 años cuando el maestro Hiroshi Tsuji, un lutier asentado en Gifu, restauró el Órgano del Evangelio de la Catedral Nueva de Salamanca con la ayuda de los Príncipes Herederos de Japón, que ya habían estado en Salamanca en 1985.

Como contraparte a la restauración surgió el “Salamanca Hall” en Gifu, en el que se encuentran replicados el pórtico de la Natividad de la Catedral, su órgano y la Fachada Rica de la Universidad. Además, en 2011 la asociación “Gifu Sakura no kai” plantó en la Vaguada de la Palma 30 “sakuras” o cerezos japoneses en agradecimiento al apoyo recibido por parte de los salmantinos durante la tragedia nuclear de Fukushima.

En los últimos años se han sucedido las visitas de los rectores salmantinos a la prefectura japonesa. En 2018, el “Salamanca Hall” acogió un concierto conmemorativo del VIII Centenario, momento en el que las Universidades de Salamanca, de Gifu y la Farmacéutica de Gifu han aprovechado para celebrar un simposio conjunto y han logrado asentar acuerdos de colaboración entre las tres instituciones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído