La Junta de Castilla y León ha convocado cincuenta ayudas para la contratación de personal investigador de reciente titulación universitaria. La Asociación de Investigadores No Valorados (Innova-Salamanca) valora positivamente que se haya incrementado frente a las 42 del año pasado y que además se haya respectado la anualidad de la convocatoria, algo que no ha venido ocurriendo los últimos años. Sin embargo, considera que sigue estando lejos de los años previos a la “crisis económica” cuando en 2008 se convocaron 80 ayudas en una primera convocatoria y 100 ayudas en una segunda.

A juicio de Innova, el número de 50 ayudas sigue siendo muy pequeño para la gran cantidad de titulados que salen de la universidad dispuestos y capacitados para dedicarse a la investigación en nuestra comunidad autónoma, así como el importante número de grupos de investigación que necesitan mano de obra para poder llevar a cabo sus proyectos. "Donde realmente está la problemática es en el futuro de esas personas una vez que termina su fase de formación como investigadores. ¿Qué sentido tiene formar investigadores pre-doctorales si cuando sean doctores no van a poder producir dentro de la comunidad autónoma o el país?, ¿qué ocurre con todos los que en su día marcharon al extranjero una vez finalizada la tesis doctoral?, ¿no creen que se está formando capital humano que no va a ser productivo a la institución que ha formado?", pregunta en un comunicado.

Estos interrogantes, continúa la asociación de jóvenes investigadores, "obligan a cuestionar los motivos por los que nuestra autonomía, al igual que muchas otras, y los distintos ministerios cada vez más, solamente convocan ayudas para formar doctores (muy reducidas en número, todo sea dicho), sin procurar que estas personas que se forman tengan la opción de desarrollar una carrera investigadora coherente y sin los obstáculos que han existido y cada vez son mayores". Y es que la actual tasa de reposición del 10% en las universidades, y la cada vez mayor escasez de convocatorias públicas postdoctorales (Ramón y Caja, Juan de la Cierva) son dos factores que están truncando muchas carreras investigadoras.

Por eso, Innova aboga por potenciar dentro de las políticas de I+D+i la fase postdoctoral y de estabilización, "siempre más allá de la fase predoctoral, que parece ser la única que se financia", y para ello crear mecanismos que permitan que los investigadores formados en Castilla y León puedan desarrollar parte de su investigación en otros centros pero que puedan volver a desarrollar su potencial científico en la región. "Todo ello ayudará a que no se pierda de esta forma el capital humano formado y crezca así la competitividad científica de nuestra comunidad autónoma. Ese será un paso importante para conseguir la excelencia científica en nuestra región", concluye.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído