​La Escuela Internacional de Posgrado de la Universidad de Salamanca ya es una realidad

El Consejo de Gobierno del Estudio salmantino ha aprobado su creación de cara a su pleno funcionamiento en el curso 2020-2021, siendo la primera de las universidades de Castilla y León. Además, este viernes se aprobarán los Presupuestos de 2020 en el Consejo Social

 consejo de gobierno
consejo de gobierno

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca ha aprobado en la mañana de este jueves, en su sesión del mes de noviembre, el cambio de nombre de la Escuela de Doctorado a Escuela Internacional de Posgrado, que nace para dar forma y soporte a la apuesta estratégica que el Estudio salmantino está realizando por la formación de posgrado.

La Escuela Internacional de Posgrado de la Universidad de Salamanca seguirá gestionando los programas de Doctorado y, además, algunos másteres universitarios, especialmente los que estén enfocados a la educación internacional, explicó el vicerrector de la USAL, Ricardo Rivero.

La Universidad de Salamanca es la primera de Castilla y Léon en crear una Escuela Internacional de Posgrado, pero este modelo ya funciona con éxito en otras universidades españolas que son referencia en la formación de posgrado. Precisamente, si se ha aprobado este 2019 ha sido, entre otras cosas, el “no perder la oportunidad de ser los primeros”, explicaba entre risas el rector.

El objetivo general que se persigue es "reforzar la oferta de títulos, mejorar la gestión y potenciar la visibilidad de los estudios de posgrado de la USAL", subrayó Rivero, quien detalló que si se apuesta ahora por la creación de dicha Escuela Internacional de Posgrado es porque “los tiempos institucionales son largos” y la idea es que esté en pleno funcionamiento durante el curso 2020-2021.

Eso sí, el rector confirmó que los másteres ligados a grados que están gestionados por las facultades seguirán haciéndolo de la misma manera que hasta ahora, ya que la Escuela también buscará centrar sus esfuerzos en los másteres de investigación y en los doctorados.

Aumenta el Presupuesto de 2020, que por segundo año está antes de comenzar el ejercicio

Otro de los puntos destacados del orden del día fue la aprobación del anteproyecto de presupuesto de la Universidad de Salamanca para el año 2020, que asciende a 227.189.675 euros, lo que supone un incremento de 4.174.624 euros respecto al ejercicio anterior, equivalente a un 1,87%. Unas cuentas, a juicio del rector, fundamentalmente “continuistas, que permitirán mantener la senda de expansión moderada iniciada en 2018”, afirmó el vicerrector de Economía, Javier González Benito.

Este anteproyecto, que en principio será aprobado por el Consejo Social este viernes, se ha desarrollado en tres ejes fundamentales: “el primero, un mayor gasto de personal”, fundamentalmente en planes de recuperación y rejuvenecimiento de plantilla; “en segundo lugar, mayor gasto en investigación”, a través de un incremento de los contratos pre y postdoctorales y de una mayor inversión en equipamiento científico, si bien esta en 2020 “será menor que en los dos últimos años”; y, “en tercer lugar, mayor gasto en mantenimiento y reparación de infraestructuras”, para hacer frente al envejecimiento de las instalaciones.

En materia de grandes infraestructuras se contemplan partidas para las tres grandes actuaciones que están en marcha: la sede de Cursos Internacionales en el antiguo Colegio San Bartolomé, la reforma de la Facultad de Psicología y el Centro Internacional de Español, en la antigua sede del Banco de España en la Plaza de los Bandos. Además, se contempla una partida para abordar la construcción de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales, en la confianza de que, de acuerdo con el compromiso manifestado, se harán efectivos ingresos de la Junta de Castilla y León para tal efecto, según subrayó el vicerrector de Economía.

En lo que respecta al presupuesto de ingresos, se ha contemplado la reducción del 20% en el precio público de la primera matrícula, cuantía que será cubierta por incremento de la transferencia por parte de la Junta de Castilla y León, algo que ya se está haciendo efectivo en el ejercicio 2019 para la parte correspondiente del curso que ha comenzado.

Por su parte, el rector agradeció el esfuerzo a los servicios económicos del Estudio salmantino, ya que históricamente los presupuestos se aprobaban durante el ejercicio en marcha (normalmente en los meses de marzo y abril) y ya son dos años consecutivos en los que se aprueban antes de que comience: el año pasado en diciembre y este en noviembre.

De hecho, “puede ser una de las pocas instituciones que se hayan adelantado y hayan aprobado los presupuestos sin que ni el Gobierno de España ni del de Castilla y León los tengan”, se congratuló Rivero. 

Colegios y residencias

Por otra parte, el Consejo de Gobierno aprobó las modificaciones del Reglamento del Servicio de Colegios, Residencias y Comedores y de los estatutos del Colegio Fonseca, que responden a la necesidad de una actualización ya que data del año 1993 y de una modificación posterior del año 1998.

Los cambios que se han llevado a cabo son fundamentalmente estructurales, consistentes en una simplificación del articulado. En el caso de los estatutos del Colegio Fonseca parte de la normativa había dejado de estar operativa como, por ejemplo, toda la sección referente al régimen de los colegiales que se hospedaban en dicho colegio y que desde hace tiempo ya no se alojan en este edificio, recordaba el rector.

En otros casos, se ha llevado a cabo una actualización de las denominaciones de muchos de los órganos que figuran recogidos en los documentos, por ejemplo, el nuevo Consejo constaba como la anterior Junta de Gobierno. Como fin último, la reforma ha tratado de articular una mayor coordinación entre los cuatro centros que redunde en un mejor servicio y, además, se ha tratado de potenciar el poder de decisión de los colegiales en las decisiones que les afectan directamente a ellos.

“Las fechas de la EBAU complican un poco el proceso de gestión, pero redoblaremos los esfuerzos”

Ricardo Rivero comentó igualmente que se le había comunicado al Consejo de Gobierno que las fechas de la EBAU de 2020 “complicarán un poco el proceso de gestión de la matrícula y de las listas”, lo que dejará en una posición un poco complicada a la Universidad de Salamanca que, eso sí, “hará que tengamos que redoblar los esfuerzos”.

Asimismo, pidió a los estudiantes que sean admitidos en otras comunidades antes que en Castilla y León que “sean pacientes y elijan Salamanca”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído