“En los exámenes tienes la opción de eliminar materia si consigues un buen resultado”

 “En los exámenes tienes la opción de eliminar materia si consigues un buen resultado”
“En los exámenes tienes la opción de eliminar materia si consigues un buen resultado”
Carmen Encinas, leonesa de 20 años, estudia tercer curso del Grado en Ingeniería Química, actualmente en el ICT-Institute of Chemical Technology de Praga. Sus aficiones son el deporte y la música. Toca el clarinete, pues estuvo nueve años en el conservatorio de música de León ’Jose Castro Ovejero’ antes de llegar a Salamanca y empezar la Universidad. Le gusta jugar al tenis, al fútbol y esquiar. Participó en torneos universitarios de Fútbol Sala Femenino en los dos cursos en la USAL.

- ¿Por qué decidiste pedir una beca Eramus para este curso?

- Siempre me pareció una buena opción y a raíz de una profesora en el proyecto ‘Turoría entre compañeros’ de la USAL , supe que era el último año del programa y decidí probar suerte.

 

- ¿Por qué elegiste tu Universidad de destino?
- El instituto tiene gran prestigio internacional y las carreras que se imparten son todas de tecnología química ,muy relacionadas con mi carrera. Amigos y familiares cercanos que han vivido allí me lo recomendaron.

 

- ¿Qué esperas obtener de esta experiencia?
- Un año diferente en mi vida, conocer otro país, cultura y gente. Optar a otro modelo de enseñanza en una universidad diferente , mejorar  mi inglés y competencias en un ambiente desconocido con vistas al futuro.

 

- ¿Algunas dificultades?
- La dificultad del idioma, complica en ocasiones la compresión de las clases y resolución de dudas y problemas.

 

- ¿Te han dado la ayuda que necesitas?
- Sí, la coordinadora de la universidad nos ha facilitado mucho las cosas, al igual que el programa de ‘Erasmus Club’, un grupo de alumnos a los que hemos consultado todo lo que nos ha surgido y nos organizan diferentes viajes y actividades para juntarnos y conocer más sobre el país.

 

- ¿Qué tal el contacto con los estudiantes autóctonos?
- La verdad es que muy bueno, la mayoría de ellos tienen un nivel alto de inglés y desde el primer momento, se han ofrecido e interesado en conocernos y ayudarnos.

 

- En los últimos cursos se ha recortado bastante la partida de las administraciones para las becas de movilidad, ¿cómo crees que puede afectar al programa?
- Por supuesto que está afectando mucho. Muchos de los estudiantes no tienen la posibilidad de optar al programa con esta ayuda y probablemente debería de ser una experiencia necesaria vivir durante los años de universidad con vistas al futuro y a las posibilidades de trabajar fuera de España. En nuestro caso, hemos tenido suerte porque el nivel de vida aquí, para los estudiantes, es más bajo que en Salamanca, por ello estamos contentos.

 

- ¿Qué te ha llamado más la atención de la Universidad y de tu país de destino?
- La universidad es muy grande, tiene  4 facultades y está orientada sólo al mundo de la química y sus aplicaciones. Me ha llamado la atención que en clase sólo estamos los alumnos del ‘Programa Erasmus’, hay en clases en las que somos  4 alumnos. Estamos encantados con el trato tanto de profesores como de alumnos checos.

 

- ¿Qué te está gustando más?
- El ambiente en general tanto en la universidad como fuera y la actitud de la gente, es muy buena, todos queremos disfrutar este año sacando el mejor partido de esta oportunidad.

 

- ¿Y menos?
- La gastronomía, la dimensión de la ciudad por la distancia para ir a clase, desde la residencia tardamos 45min.Otra cosa que no esperábamos es que la gente que no es joven no habla nada de inglés y es muy difícil comunicarte en el supermercado y comercios con ellos. La lengua ‘el Checo’ es imposible, pero seguimos peleando, aún tenemos  ocho meses para aprender un poco.

 

- Imagino que ya conoces la fama de que un Erasmus es un año de vacaciones, que los estudiantes sólo se dedican a estar de fiesta… ¿Esto es así?
- Supongo que dependa de la situación, país y carrera. En mi caso no es así, quizás el temario esté algo más reducido que en España pero también tienes la complicación de la lengua y que adaptarte a una vida en un país completamente diferente.  Nosotros aún estamos empezando, pero no creemos que nos vayan a regalar nada.

 

- ¿Ves muy distinta la universidad allí que en España?
- Tanto la institución, los profesores, los alumnos…  Para cada asignatura tenemos una o dos clases por semana con más horas seguidas dos, tres incluso cuatro horas. Los profesores son más cercanos,  también debido al menor número de alumnos. La asistencia a las clases no está tan controlada como en España y el número de horas lectivas es inferior. Aquí hay menos entregas y parciales y en los exámenes tienes la opción de eliminar materia si consigues un buen resultado.

 

- Con la crisis ahora en España y el aumento de la emigración de jóvenes, con esta experiencia Erasmus, ¿ves tu futuro fuera de España?
- Claro que es una posibilidad que me planteo, aún tengo unos años de formación universitaria pero es bastante probable que me vaya a trabajar fuera al terminar si es una buena opción.

 

- ¿Recomendarías a otros compañeros vivir una experiencia así?
- A todos, todo lo que te puede aportar es bueno, yo creo que todos los estudiantes deberían hacerlo al menos durante un periodo de meses.

 

- En el plano personal, dentro de tu campo de formación, ¿a qué te gustaría dedicarte en el futuro?
- No lo sé, aún es pronto, en algo relacionado con la industria química, quizás energías renovables o incluso investigación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído