Dos investigadores de la USAL consiguen 2,5 millones de euros de financiación para sus proyectos

Lo han hecho gracias a la prestigiosa convocatoria ERC Starting Grants del Consejo Europeo de Investigación, que ha premiado a 408 jóvenes investigadores de todo el mundo, 20 de ellos españoles

 Beca starting grants
Beca starting grants

La Universidad de Salamanca está de enhorabuena, y es que, dos de sus investigadores han logrado 2,5 millones de euros de financiación para sus proyectos de la importante convocatoria ERC Starting Grants del Consejo Europeo de Investigación. Del total de 408 jóvenes premiados, 20 son españoles, por lo que, según destacaba el rector de la institución académica, “el 10% de concesiones es para el sistema universitario español”.

Desde que se comenzaron a dar estas becas en 2007, la USAL solo ha tenido un investigador premiado, por lo que este año Carlos Hernández y Ainoa Castro engordarán la lista de estas ayudas que tienen por objetivo ayudar a los científicos y académicos individuales a construir sus propios equipos y realizar investigaciones pioneras en todas las disciplinas.

Lo inusual de estas ayudas, tal y como destacaban los propios investigadores, es que la financiación se da a proyectos de alto riesgo que puedan repercutir en resultados directos en la sociedad internacional y cambiar la concepción sobre algo. “Los resultados, positivos o negativos, son resultados por sí mismos”, aclaraban.

Proyecto de Ainoa Castro: la escritura en la Edad Media

El proyecto de esta investigadora, que ha recibido una financiación cercana al millón de euros, aborda el campo de la historia de la cultura escrita, concretamente en la época medieval. Su propuesta, tal y como detallaba en la rueda de prensa, es desmentir que en esa época solo escribía la gente del clero.

Para ello, en los próximos cinco años se dedicará, junto a su equipo, a recopilar fuentes manuscritas de gente normal lejos del monasterio. Aseguraba que ya dispone de algunos escritos en los que se comprueba que “la gente tenía una relación con el mundo escrito diferente”, ya que daban un gran valor a ese testimonio escrito.

Esta financiación se destinará principalmente a sufragar el coste de la reproducción y digitalización de los documentos, en los viajes para recopilar fuentes y en la asistencia a congresos.

Ainoa Castro, que actualmente es investigadora Juan de la Sierva, destacaba la importancia de esta financiación para poder trabajar en la Universidad de Salamanca. “Rechacé un puesto en Oxford para venir aquí. Quiero apostar por una universidad que apuesta por la gente”, aseguraba.

Proyecto de Carlos Hernández: descubrir nuevas propiedades de los láseres cortos

En el caso de este investigador Ramón y Cajal, su proyecto aborda la física fundamental, en concreto investiga las nuevas propiedades de los láseres cortos para explorar sus aplicaciones, aplicaciones que no serán directas, ya que se trata de física básica.

Sin embargo, apuntaba que la investigación está encaminada a generar campos magnéticos nuevos y explorar el almacenamiento de información ultrarrápida: “Es un terreno inexplorado”.

En su caso, la financiación es de 1,5 millones, que irán destinados en gran parte a la contratación de personal, con dos estudiantes de doctorado y un informático. Coincidía con su compañera en que se trata de una oportunidad fantástica para poder investigar en la Universidad de Salamanca: “Estuve en la Universidad de Colorado y lo que me convenció para quedarme es el grupo humano con el que trabajo aquí. No es algo típico, es bastante excepcional”.

“Hay personal muy cualificado para el relevo generacional, pero las condiciones retributivas y contractuales tienen que ser mejores que las actuales”

Preguntado por la reunión que tuvo lugar este lunes en Salamanca entre los rectores de las universidades públicas de Castilla y León, Ricardo Rivero apuntaba que ya han trasladado las posiciones acordadas, de las que se extrae la necesidad de “oportunidades para gente joven tan valiosa como Ainoa y Carlos” para que puedan trabajar “en unas condiciones óptimas para todos y que no se vayan de Castilla y León”.

En cuanto a la financiación, el rector consideraba que “necesitamos que el capítulo de personal mejore su financiación”. “No pedimos ese dinero en abstracto, lo pedimos en concreto”, poniendo como ejemplo las becas obtenidas, que sin el apoyo de la Oficina de Proyectos Internacionales no habría sido posible.


“Hay personal muy cualificado para el relevo generacional, pero las condiciones retributivas y contractuales tienen que ser mejores que las actuales”, subrayaba.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído