​El juez Ruz guarda la esperanza de que “podamos ver un resultado favorable para los intereses de la justicia española” en el ‘procés’ catalán

El magistrado, conocido por ser quien instruyó el ‘Caso Gürtel’, ha impartido una clase prácticas a los y las estudiantes de la asignatura de Cooperación Procesal Internacional de la Universidad de Salamanca, en la que ha tratado un tema tan de actualidad como es la detención de Puigdemont

 Juez Ruz (2)
Juez Ruz (2)

El juez Pablo Ruz, conocido por instruir el ‘Caso Gürtel’, ha visitado en la mañana de hoy la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca para impartir una clase práctica a los alumnos y alumnas de Cooperación Procesal Internacional, asignatura impartida por las profesoras Marta del Pozo y Pilar Maestre.

Concretamente, el magistrado ha explicado a los alumnos y alumnas un tema de actualidad relativo a la cooperación internacional en el ámbito europeo como es “la orden de detención y entrega europea” y de instrumentos “que están llamados a tener un papel importante” como la futura Orden Europea de Investigación.

Antes de impartir la sesión práctica a los y las estudiantes, el juez Ruz atendió a los medios para tratar, precisamente, el tema de cooperación procesal europea relativa al ‘procés’ catalán, si bien recordó que es todavía un proceso “judicialmente abierto”, por lo que prefirió no opinar particularmente del asunto.

Sin embargo, sí dio una visión generalista de lo relativo a euro-órdenes de detención, y afirmó que la tesis que tanto él mismo defiende, así como “otras personas que han trabajado en el ámbito de la cooperación judicial europea”, es que “pese a las dificultades que conllevan o pueden conllevar” dichas órdenes de detención en casos complejos, como el catalán, tiene “la esperanza o la confianza de que “podamos ver un resultado favorable en cuanto a los intereses de la justicia española”.

El juez Ruz cree esto basándose en “ese club de amigos que integramos el espacio de la Unión Europea” y en instrumentos que están “claramente marcados por principios muy asentados en el tratado de funcionamiento de la Unión Europea”, como son “los principios de reconocimientos y confianza mutua entre estados”, la euro-orden siempre “ha sido un éxito durante los años de su vigencia”, gracias en parte a la colaboración de España cuando se ha precisado de su intervención.

La Unidad de Cooperación Internacional de la Fiscalía “está haciendo muy bien su trabajo”

Así, Pablo Ruz considera que es “pronto para sacar conclusiones” del rechazo de Alemania o Bélgica para extraditar a Puigdemont porque “no tenemos ninguna resolución definitiva de ningún Estado”.

Y es que la emitida por el país belga está basada “en elementos formales, que estoy seguro de que pueden ser subsanados”, mientras que la respuesta alemana se trata de una decisión provisional ya que se pronuncian “sobre medidas cautelares”, como la prisión de las personas reclamadas, pero insistió en que “no hemos tenido ninguna resolución definitiva que analice los motivos de fondo expuestos por la Justicia española”.

Por ello, su “confianza en el sistema de buen funcionamiento de la euro-orden” radica, de igual manera, en su confianza “en el buen trabajo de los operadores nacionales”, como son el Tribunal Supremo, que lleva la investigación, y la Fiscalía, “que cuenta con una unidad de Cooperación Internacional muy especializada” y que, según el juez Ruz, “están haciendo muy bien su trabajo”, por lo que espera que el resultado sea “favorable”.

Una confianza que “está fundada” en su experiencia a la hora de observar “desde primera línea cómo se trabaja desde primera línea con estos instrumentos de reconocmiento y cooperación, por lo que finalmente “estos obstáculos que vemos ahora pueden ser superados” y así los procedimientos judiciales llegar a buen fin, “que no es otro que permitir la celebración del procedimiento judicial con todas las garantías para los investigados”.

La unificación de delitos internacional, un debate “que siempre está ahí”

Asimismo, el juez Ruz cree que la unificación de delitos en el espacio europeo “es un debate que siempre está ahí”, puesto que la armonización “que quizá fuera más deseable en ciertos tipos penales” afectaría a un ámbito “muy propio de la soberanía de cada Estado”, por lo que es normal que cada uno “tenga su propio código penal” y, para tratar de colaborar, se creó la jurisprudencia europea”.

Esta permite que, en caso de dudas y casos complejos “y siempre que se respeten unos mínimos y los Derechos Fundamentales”, como Pablo Ruz cree que sucede en esta ocasión, “siempre se ha tenido una actitud favorable de pro-cooperación”, algo que confía en que termine ocurriendo en este caso.

Las tensiones en el espacio político europeo no están afectando a la hora de la colaboración judicial

Pablo Ruz también recalcó que no cree que las tensiones en el espacio político europeo estén afectando a la hora de colaborar entre países, ya que no se tratan de extradiciones, “pero no es el caso”, sino que hablamos de órdenes de detención europeas, “que están basadas en un principio de reconocimiento judicial”.

Por tanto, “todo el trabajo es técnico y de contacto de juez a juez”, por lo que el Poder Ejecutivo “debe quedar al margen y de hecho queda al margen de los procedimientos de este tipo”, pese a la complejidad del asunto.

Así, “estos problemas técnicos o formales” que se están produciendo “pueden ser salvados con un buen trabajo de las autoridades judiciales españolas”, recordó el magistrado, “como creo que se está haciendo”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído