El Máster de Ingeniería Química de la Universidad de Salamanca, la mejor opción para quienes quieren entrar de cabeza al mercado profesional o desarrollar una carrera investigadora

Cuenta con prácticas en grandes empresas como P&G, Kimberly Clark, Aqualia, Repsol, Plástico Durex, Nestle, ENUSA o MIRAT Fertilizantes, entre otras. Si se desea seguir con la investigación, ninguna institución mejor que el Estudio salmantino

5 Comentarios

 Facultad de Ciencias Químicas, lugar donde se imparte el Máster en Ingeniería Química
Facultad de Ciencias Químicas, lugar donde se imparte el Máster en Ingeniería Química

La Universidad de Salamanca ha vuelto a ser, de cara al curso académico 2021/2022, la universidad pública de Castilla y León que más solicitudes para comenzar a estudiar un grado ha reunido, superando las 80.000 demandas de jóvenes que quieren empezar su carrera en el Estudio salmantino.

Pero no solamente en lo que a grados se refiere es puntera la Universidad de Salamanca. También en másteres, donde atesora una gran oferta académica que hace ser la opción elegida por miles de estudiantes tanto de toda España como de otras muchas partes del mundo, principalmente Latinoamérica pero también Europa, Asia, Norteamérica u Oceanía.

Uno de esos másteres que son demandados por decenas de estudiantes no sólo que terminan el Grado en la USAL sino también de otras universidades de España y el mundo es el Máster en Ingeniería Química.

Este posgrado nació en 2011 al adaptarse la que entonces era la Licenciatura de Ingeniería Química al marco europeo de Educación Superior, que dividió las titulaciones en Grado y Máster. Así, se trata de una formación avanzada que permite conferir al estudiante las competencias correspondientes al nivel de ingeniero superior.

Pueden cursar el Máster de Ingeniería Química todos aquellos alumnos que bien hayan cursado el Grado de Ingeniería Química o bien el Grado de Ingeniería Industrial pero que, en ese caso, posean formación en el Módulo de Tecnología Específica de Química Industrial.

Además, se trata de un posgrado con una gran atención personalizada, algo que permite un número de alumnos no demasiado masificado. Sin ir más lejos, se suelen aceptar 14 solicitudes de estudio por año -el pasado curso, había 14 alumnos en primer curso y otros 14 en segundo, puesto que es un máster de 90 créditos divididos en tres semestres-, de los que entre dos y tres suelen ser estudiantes internacionales, si bien el pasado año no hubo ninguno por la pandemia del COVID-19.

Un máster perfecto para quienes quieren entrar de cabeza en el mercado profesional o desarrollar una carrera investigadora

Si el Máster de Ingeniería Química de la Universidad de Salamanca tiene tanta demanda es porque es la mejor opción para todos aquellos estudiantes que quieren entrar, tras formarse aún más, de cabeza en el mercado profesional o bien que quieren seguir desarrollando una carrera investigadora.

De hecho, y como destaca el director del Máster, Mariano Martín Martín, pese a que todos los posgrados están cortados por el mismo patrón, porque deben cumplir con los requerimientos de la CRUE y el BOE “al tratarse de unos estudios de Ingeniería”, lo cierto es que el de la Universidad de Salamanca cuenta con unas prácticas “en industrias punteras” en las que también se puede realizar el TFM. Eso hablando de prácticas profesionales, porque si se desea ser partícipe de grupos de investigación se puede profundizar en temas como la Biomedicina o las energías renovables.

Así, el mejor ejemplo son las empresas u organizaciones donde se pueden llevar a cabo las prácticas: Procter and Gamble (P&G), Kimberly Clark, Hexxcell, MIRAT Fertilizantes, Vertex Biocarburantes, Aqualia (FCC), Repsol, Plásticos Durex, Nestle, ITACYL, Cartif, Grupo Blazquez, Calderón y Ramos SL., ENUSA o SCK CEN (el Centro de Investigación Nuclear de Bélgica), entre otros.

Estudiantes muy demandados en el mercado nacional e internacional

Por lo tanto, el Máster en Ingeniería Química de la Universidad de Salamanca ofrece un marco incomparable para seguir formándose ya que, quien lo desee, podrá realizar prácticas en las mejores empresas del sector, tanto nacionales como internacionales. De hecho, los egresados de este posgrado son muy demandados en la industria química, petroquímica y de materiales, así como en la industria farmacéutica y del automóvil, también del mercado nacional como internacional.

Asimismo, el Máster cuenta con un profesorado dedicado que permite dar una atención personalizada al alumno, y además suelen ser profesores que dirigen grupos de investigación punteros, lo que permite ofrecer trabajos fin de Máster en temas de investigación en Biomedicina, sostenibilidad, tratamiento de residuos, nuevos materiales y energías renovables.

Todo esto facilita el acceso al Doctorado encaminando su profesión a la investigación, que puede realizarse en centros públicos y privados, así como en industria.

Igualmente, el Máster promueve la internacionalización dentro de programas bilaterales o de intercambio Erasmus así como con visitas de profesorado para impartir seminarios, docencia y la cotutela de TFM con instituciones como Imperial College London, Politecnico di Milano, University of Wisconsin Madison, University of Minnesota, Carnegie Mellon University entre otras.

En definitiva, el Máster en Ingeniería Química de la Universidad de Salamanca es la opción más adecuada para todos aquellos estudiantes que deseen seguir formándose pero ya pensando, con ambición, en el prometedor futuro al que se enfrentan.

Folleto del Máster en Ingeniería Química
Folleto del Máster en Ingeniería Química
Destacados
Lo más leído