Prácticas y laboratorios virtuales, principal objetivo de las universidades para septiembre

De cara a una modalida online justa, más del 80% de universidades españolas han solicitado la contratación de proctoring, una técnica que permite la vigilancia del alumno durante la evaluación a través del empleo de recursos telemáticos 

 Joven ordenador
Joven ordenador

La situación vivida en los últimos meses ha provocado un auge en el uso de las tecnologías en el ámbito de la educación. Tanto colegios como institutos y universidades se tuvieron que adaptar durante el Estado de Alarma para ofrecer clases online, y de cara a septiembre, muchas de ellas optarán por llevar a cabo una modalidad semipresencial. Algunas incluso se pasarán a un modelo completamente online ante la posibilidad de un rebrote general.

“Tanto instituciones educativas como profesores y estudiantes se han dado cuenta de que la educación online, al igual que la presencial, siempre que lleven asociadas metodologías adecuadas para cada modalidad, son completamente válidas y beneficiosas, incluso un modelo híbrido, semipresencial, puede plantearse como una gran solución. Sin duda, esta situación tan crítica que nos ha tocado vivir, en la que el emplazamiento físico ha pasado a un segundo plano, ha sido el empujón que necesitaba el sector educativo español para acometer una verdadera transformación digital y competir de tú a tú con universidades extranjeras, que contaban, no sólo con las metodologías, sino también con las herramientas para que esa transición se produjera de forma paulatina y exitosa”, afirma Margarita Álvarez, Southern Europe Regional Director de Instructure.

El crecimiento de la tecnología en el sector educativo

“Si la comunicación con el estudiante ya era clave antes, en los tiempos que nos ha tocado vivir lo es aún más. Aspectos como la usabilidad, el diseño, la amigabilidad, la facilidad de uso de las herramientas a disposición de los alumnos y estudiantes son indispensables para mejorar la experiencia de aprendizaje. Y todo esto te lo aporta la tecnología”, afirma Leire Nuere, directora de la Unidad Online de la Universidad Francisco de Vitoria. “De igual manera, el aprendizaje activo también se ha vuelto aún más relevante, y no sólo en la modalidad online sino también en la mixta o híbrida. Los estudiantes deben tener un papel activo en su aprendizaje, interactuando, también desde sus casas”, declara. 

A raíz de todo esto, han surgido términos con los que la sociedad no estaba familiarizada, como es el caso del proctoring. El proctoring es un técnica que permite la vigilancia del alumno con el empleo de recursos telemáticos. De hecho, las principales compañías de proctoring afirman haber recibido solicitudes de más del 80% de las universidades españolas, lo que supone un crecimiento de más del 1.200% con respecto a 2018.

“Hasta ahora era habitual que nuestras instituciones utilizaran herramientas antiplagio para garantizar la autoría en las respuestas, pero ahora, por la situación que estamos viviendo, necesitan añadir garantías en lo que respecta a la veracidad de la identidad de la persona que se examina, así como incorporar soluciones que autentifiquen que el alumno que realiza la prueba es realmente el que debe ser”, afirma Álvarez.

Las prácticas y los laboratorios virtuales, el objetivo principal para septiembre

Las universidades españolas están dedicando los meses de verano a planificar dos aspectos educativos que resultarán clave ante una posible vuelta al confinamiento. Tal y como afirman desde la Universidad Francisco de Vitoria, la mayoría de las universidades españolas están evaluando como principal objetivo cómo llevar a cabo las prácticas docentes, tanto las del curso pasado como las del próximo, y la aplicación de los laboratorios virtuales, sobre todo para estudios más prácticos como pueden ser Medicina, Arquitectura o Bellas Artes.

“Es esencial que las universidades cuenten con un LMS que te permita implementar este tipo de herramientas y que así el proyecto educativo no se vea resentido. En el caso de la UFV, nuestra apuesta se centrará en la mejora de la relación con el alumno a través de la aplicación de la tecnología. Queremos que cualquier persona que estudie con nosotros se sienta acompañado”, sentencia la directora de la Unidad Online de la UFV, que en la actualidad utiliza el sistema de aprendizaje Canvas LMS de Instructure. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído