El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, ha dado este miércoles lectura a un comunicado aprobado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) con el objetivo de hacer pública la petición de finalización de las medidas excepcionales que afectan al estudio, a la actividad docente y a la investigación. Este acto se ha repetido a la misma hora en todas las universidades españolas protagonizándolo los rectores de las distintas instituciones académicas. En definitiva, en este comunicado se ha dado cuenta “que la universidad española afronta necesidades de adaptación de sus sistema a una realidad social y económica que exige una modernización de sus estructuras y funcionamiento para poder recuperar la normalidad en su vida académica, docente e investigadora”.

 

El rector de la Universidad de Salamanca comenzó la lectura del comunicado refiriéndose a las normas presupuestarias posteriores al Real Decreto que racionalizaba el gasto público en el ámbito educativo. Aseguró de las mismas “que han afectado a los salarios, los derechos laborales y las expectativas profesionales de todos los empleados públicos”. En este sentido tampoco ha dejado pasar por alto el comunicado leído por el rector la polémica tasa de reposición con la que cuentan algunas universidades y que les impide la contratación de profesorado. “Las limitaciones normativas han provocado que las plantillas de profesores, investigadores y personal de administración y servicios se hayan llenado de figuras y plazas interinas y precarias, algunas recurridas por el propio Gobierno, que resultan inadecuadas para la función universitaria docente, investigadora y de gestión”.

 

Por otro lado, Ruipérez aseguró “que los reales decretos sobre becas han cambiado su naturaleza de derecho por la ayuda de una ayuda por la que se compite, con requisitos académicos endurecidos que sufren quienes más las necesita. Asimismo, las ayudas Erasmus han restringido también sus criterios de concesión en los últimos años”. “Los rectores consideramos especialmente dolorosas y difícilmente justificables, por su mínimo impacto económico, las medidas que afectan a los jóvenes. El incremento de los precios públicos de los grados y, muy por encima de ellos, el de los másteres, afecta a las posibilidades formativas de nuestros jóvenes en un momento especialmente negativo para el empleo”, continuó diciendo en base a esto.

 

Finalmente, el rector de la USAL acabó por esbozar las propuestas planteadas por la Conferencia de Rectores de las Universidades (CRUE) ante la situación que viven las universidades españolas y que residen “en una apuesta por precios públicos de matrícula en las universidades de manera que sean accesibles y razonables en todos los niveles formativos”. Por otro lado, “en recuperar el sentido de las becas y ayudas como garantes de la equidad”. “También en devolver la autonomía de gestión de la actividad docente e investigadora de las universidades además de hacer posible que éstas configuren ordenadamente sus plantillas con fórmulas de renovación y promoción ajustadas a su realidad y a su planificación estratégica”. Por último, como solución la CRUE propone a través del comunicado leído por el rector “es el retomar el apoyo a la investigación y a la innovación para regresar a una senda de crecimiento basado en el conocimiento y en la especialización inteligente y sostenible que evite la pérdida de talento y aproveche la formación proporcionada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído