Tras pedir hace unas semanas la vacunación para el personal docente e investigador (PDI) y al personal de administración y servicios (PAS) de las universidades porque “no hay razón para un trato diferencial respecto a otros niveles educativos”, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, y su equipo de Gobierno están manteniendo conversaciones con la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Universidades y con la Conferencia de Rectores (CRUE) para que se incluya a PAS y PDI, tanto funcionario como laboral, en la agenda de vacunación en las mismas condiciones que el resto del personal educativo.

Esta solicitud ante las autoridades sanitarias se fundamenta en que se trata de un colectivo “de especial riesgo frente a contagios COVID, al desempeñar su trabajo en contacto estrecho con la comunidad universitaria en su conjunto”.

El profesorado, el próximo en vacunarse

Se da la circunstancia de que el personal docente de los niveles de educación infantil, especial, primaria y secundaria será uno de los próximos grupos en vacunarse, ya que se engloba dentro del Grupo 6 de la Estrategia Nacional de Vacunación contra el COVID-19. Dentro de ese grupo también se encuentran policías, guardias civiles y personal de las fuerzas armadas, que ya están recibiendo su primera dosis.

Eso sí, el rector ya señaló en su día que deben seguir primando los criterios objetivos de grupos de edad y exposición al riesgo que ya existen a la hora de inyectar las dosis. Por lo tanto, Rivero apuntaba que la vacunación debe seguir los protocolos, y que una vez se llegue al grupo de los docentes, “no se debe discriminar ni diferenciar entre ministerios o niveles. Todo el personal docente debería ir en ese grupo, como dice CRUE”.

Vacunación a estudiantes

En este apoyo de la Universidad de Salamanca a la vacunación de la comunidad universitaria, este jueves alrededor de 2.000 estudiantes de las titulaciones sanitarias, como Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Farmacia, Odontología, Psicología, Logopedia y Terapia Ocupacional, entre otros, que realizan sus prácticas en centros de salud y hospitales, tanto públicos como privados, han empezado a recibir la vacuna contra la COVID-19.

Para facilitar la administración de esta primera dosis por parte de la Junta de Castilla y León, se ha organizado entre jueves y viernes un dispositivo en el Pabellón Miguel de Unamuno de la USAL, que contará con dos líneas de vacunación en horario de mañana y tarde, de 9 a 21 horas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído